5. PERÚ: NASCA

20:05

5º. día  -  8/9/15

Nasca


Para el sobrevuelo de las Líneas de Nasca habíamos contratado, por internet, a la empresa Aeroparacas (eaguilar@aeroparacas.com) que nos vino a recoger al hotel, para desplazarnos al aeródromo. El precio fue 80.00$  por persona, más  25.00 nuevos soles por derechos del aeropuerto. Nuestros amigos como no habían hecho reserva previa, fueron a negociar con varias agencias y al final se fueron directamente al aeródromo donde pagaron lo mismo que nosotros. Y allí, nos volvimos a encontrar.


Después de una corta espera, iniciamos el vuelo alrededor de las 9 a.m., en una avioneta con el piloto y el copiloto. El tiempo del vuelo fue de 30 min y sobrevolamos 12 figuras enigmáticas, que nos iban anunciando mientras giraban a izquierda y derecha la avioneta para garantizarnos la visión, y como día era muy claro, pudimos verlas todas con facilidad.







Las misteriosas Líneas Nasca fueron trazadas por la cultura Nasca, una cultura preinca y están compuestas por varios cientos de figuras, que aparecen trazadas sobre la superficie del árido desierto, con diseños de lineas y figuras con apariencia humana, animal o vegetal, en una extensión de 500 km2. En 1994 la Unesco las declaró Patrimonio de la Humanidad.


IMAGEN DE "EL CONDOR"
Su construcción y utilidad han despertado grandes interrogantes. En un principio se sugirió su condición de caminos sagrados, más tarde la matemática María Reiche -impulsora de su protección-  defendió que son un libro de astronomía, y estudios más recientes, afirman que se trata de ofrendas a los dioses destinadas a propiciar las lluvias. No obstante, no hay nada cierto y su propósito sigue siendo un misterio porque lo asombroso es que estas líneas sólo pueden verse en su integridad desde el aire, al sobrevolar el desierto  y, si fueron hechas con esa intención, cabe la pregunta... ¿Quien volaba hace 3.000 años?.

A continuación expongo algunas de las imágenes que pudimos capturar desde la avioneta (he forzado el color  para que sobresalgan las líneas.)




1. Un humanoide ascendido a astronauta
2. El árbol y las manos
3. El colibrí, la figura más armoniosa, tiene una distancia entre sus alas de 66 metros
4. La araña, con 46 m de largo, está ubicada entre una red de lineas rectas
5. La ballena
6. El mono mide 188 metros, tiene una enorme cola en espiral y se cree que representa la constelación de la osa mayor
7. El loro, de 300 metros de largo y 50 de ancho, posee un pico que señala la salida del sol en el solsticio de invierno

Entre estas imágenes, cientos de líneas y formas trapezoides y el lagarto que perdió sus patas por la construcción de la Panoamericana, testigo del nulo respecto  que se tenía por esta cultura en el pasado .

Al finalizar el vuelo María, Antonio y Rosa nos dicen que su agencia les ha ofrecido un guía para las siguientes actividades, que tenemos programadas, y que pensábamos hacer juntos con taxi.  Negociamos el precio y acordamos que el guía nos recogerá en el hotel después de  desayunar (recomiendan ir en ayunas para no sufrir mareos con el movimiento de la avioneta). 

Tenemos la suerte de conocer a Jesús Erazo, un guía con mucha experiencia,  ex-alumno de Maria Reiche y muy apasionado de la cultura nasca, que existió entre los 200 a.c. y finalizó su periodo en el 700 d.c., y es una de las culturas preincas más importantes del Perú. Jesús es un hombre muy peculiar, que se esfuerza y pone todo su ímpetu e interés en aumentar nuestros conocimientos sobre esta antigua civilización.

Nos transporta con su camioneta por complicados caminos, que se borraron hace tiempo, hasta el Centro Ceremonial de Cahuachi, a 30 min de la ciudad de Nasca. Y allí de pie, a pleno sol y antes de entrar en el recinto, nos introduce en la cultura con una vara con la que va realizando dibujos en la arena.



El Centro Ceremonial de Cahuachi fue la ciudadela sagrada de barro más grande del mundo, un lugar donde se reunían los habitantes de distintos grupos para celebrar fiestas ceremoniales. Comprende 24 km de extensión con pirámides de adobe de 15 a 40m de alto, plataformas y plazas. Se cree que Cahuachi fue abandonado por cuestiones climáticas, como el fenómeno del niño, que lo  inundaron y sepultaron durante siglos y lo pocos habitantes que quedaron se encargaron de ocultar las cimas de las pirámides para preservar el lugar sagrado.


Queda mucho que explorar, Jesús nos dice que desgraciadamente el gobierno peruano no invierte para excavar los restos arqueológicos y que la acción se lleva a cabo lentamente con ayuda de  otras naciones, que de manera altruista van llegando. 

La zona está poco controlada, tan sólo un anciano controla la entrada al recinto y desde hace meses el gobierno no le paga el pequeño sueldo.

Jesús nos señala unos grandes agujeros que, en realidad, son tumbas saqueadas por los huaqueros que dejaron evidencia de restos humanos de diferentes épocas expuestos al aire libre sin las mínimas consideraciones para el estudio de las antiguas civilizaciones y mezclados con la arena, encontramos restos de cerámica con dibujos que eran enterradas con los muertos. Tomarlas es delito.

Nasca está rodeada de cementerios, todos ellos profanados. Pedimos a Jesús que nos lleve al Cementerio Chauchilla, y protesta un poco porque dice que queda desplazado pero, al final accede, por el mismo precio. 

El cementerio Chauchilla es el único lugar de Perú donde aún se ven momias en su emplazamiento original. Son 13 tumbas semienterradas que fueron halladas intactas, acompañadas de tejidos y cerámicas.  La neocrópolis fue utilizada por los chinchas para enterrar a sus muertos momificados, según la tradición de la cultura Nasca. Nada más morir, se vaciaban los intestinos del difunto y se rellenaba el cuerpo con sustancias vegetales y minerales. Fuertemente sujeto con vendas se colocaba en posición fetal y se cubría con abundantes tejidos de algodón y de un ajuar, según la clase social. La sequedad del ambiente y la arena hicieron el resto.







Impresiona ver a estos antecesores de los incas, con sus bocas descarnadas y que aún conservan fragmentos de piel y pelo.



El camino entre las tumbas está señalizado con piedras encaladas y no se puede salir de él, aún queda mucho patrimonio por descubrir. 


A nuestro regreso a la ciudad, hacemos una breve parada en una pequeña fábrica de cerámica, donde nos enseñan el proceso de elaboración con la misma técnica, colores y diseños que utilizaban los Nazcas y nos llevamos una pequeña pieza de recuerdo.


Tenemos un rato libre para comer, Jesús tiene un compromiso con un grupo de turistas por la tarde para realizar otras visitas y nos ofrece continuar con un buen precio. Aceptamos encantados.

Es la fiesta patronal de Nasca, en honor a la Virgen de Guadalupe y hay mucho ambiente. En la Plaza de Armas hay música y puestos de comida casera.  Decidimos comer algo allí mismo y unos señores nos hacen sitio en una de las mesas que han colocado para la ocasión en la plaza. Compramos unas cervezas y unos pasteles de papa rellenos de carne excelentes y poco después nos vamos a reunir con Jesús.



Jesús nos reprocha que hemos pagado mucho dinero por sobrevolar las lineas y no ver nada, que nuestra cabeza está hueca y nos acerca a un lugar para que las veamos como lo hicieron los antiguos nasca: con los pies en el suelo. Allí, digno ex-alumno de María Reiche, inicia sus explicaciones que atendemos  todos con entusiasmo y luego nos desplaza a un pequeño mirador para verlas desde arriba.

Vemos que están trazadas en surcos poco profundos, en los que se han colocado piedras con tonalidades oscuras de origen volcánico, a manera de mosaico, para contrastar sobre un fondo más claro característico de los desiertos, o retirando la capa superficial del terreno, generalmente más oscura debido a la oxidación, para dejar visible el fondo más claro.

El aire caliente actúa como un "colchón" que impide que las líneas se borren porque obliga al viento a cambiar su dirección. Hay que tener en cuenta, que es una zona que cae menos de 1 litro/m2 de lluvia al año


Los nasca trazaron sus diseños durante siete siglos y convirtieron un espacio vacío en un lugar social.




Nos gustaron sus explicaciones, aunque tenemos que reconocer que ver las lineas desde la avioneta no nos decepcionó.

La siguiente visita es a los Acueductos de Cantalloc, a 4km de la ciudad, unas construcciones de los antiguos nasca que siguen funcionando hoy en día, para poder tener agua todo el año y así poder desarollar una agricultura sólida en esta zona desértica, que convirtieron en un vergel.




Espirales de piedra que se hunden en la arena y transportan agua sin pausa y que demuestran los grandes avances de ingeniería hidráulica que tenían, además de significar un gran esfuerzo físico en su construcción.



Se conocen 37 acueductos que abarcaban cientos de km y regaban 12. 000 hectáreas.  El misterio del origen del agua se descubrió cuando el terremoto de 1996 abrió las fallas geológicas que atraviesan la zona y de ellas salió el agua que trasvasan de los valles y quebradas cercanas.

La última visita es a los Paredones, a 1km de la ciudad de Nasca, aparentemente un centro administrativo inca y donde vivía el representante del Cusco. Son una construcción con base de piedra y paredes de adobe.
Cuando regresamos, la ciudad sigue con sus festejos. Hay bandas de música, procesiones, coros infantiles y fuegos artificiales. En la calle principal, donde está situado nuestro hotel, expertas amas de casa han dispuesto sus cazuelas. 







Decidimos participar de este ambiente popular y  esa noche cenar allí. Pedimos ají de gallina y compartimos mesa con un grupo jóvenes con quien entablamos una conversación (la ventaja del mismo idioma). Hablamos de la situación del país, de los problemas económicos, del paro. Un rato muy agradable y decidimos invitarles. Importe total:alrededor de 30 soles (unos 12 euros).



Ha sido un día largo y estamos cansados, un estado perfecto para emprender el viaje nocturno hasta Arequipa. Tenemos la reserva con la compañía de transportes Oltursa, en asientos VIP (140 soles), unos asientos reclinables, muy cómodos, que se convierten en cama. Y es que en Perú, debido a la poca  infraestructura ferroviaria, las compañías de autocares sustituyen a los trenes y están muy desarrollados. 

Al poco de emprender el viaje, no nos despertamos hasta llegar a destino.


............
Contactos:

Jesús Erazo (Guía de Turismo Nasca)
jesus 942@hotmail.com
Cel: 9992611

Oltursa
www.oltursa.pe/

También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers