CIRCUITO CHICO

22:03

El segundo día de nuestra estancia en Bariloche y, aprovechando una mejoría del tiempo, decidimos hacer  el Circuito Chico -una ruta circular de medio día-  disfrutando de las vistas del Cerro Campanario y la visita al  hotel Llao Llao y la Colonia Suiza.







1/11/2016. Circuito Chico


Después de desayunar salimos temprano,  el tiempo había mejorado y teníamos que aprovechar. Para ese día teníamos un extenso programa: Durante la mañana realizaríamos El Circuito Chico (Cerro Campanario, Parque Llao-Llao, Colonia Suiza) y por la tarde tomaríamos el barco para ir a la Isla Victoria con el Bosque de Arrayanes, dos rutas que Marisol nos dijo que, saliendo pronto por la mañana, se pueden hacer en un mismo día.


Tomando la Avda. Bustillo, fuimos bordeando el Lago Nahuel Huapi, el más grande de la región y que, con sus 55.700 hectáreas, se encuentra presente en casi todo el tour.

En el kilómetro 17, se encuentra la base del Cerro Campanario, donde tomamos el telesilla que sube hasta la cumbre, a 1.050 m.

Durante el ascenso se puede ver flora con sus carteles indicativos: cipreses, maitenes, coihues y ñires, entre los árboles típicos.



En la cumbre del Cerro Campanario hay varios miradores desde donde se aprecia una maravillosa vista de 360 grados, una de las más bellas y fascinantes que vimos de toda la región. También es llamado el techo de los lagos porque es como un balcón natural, desde donde se ven todos los lagos que rodean Bariloche: los lagos Nahuel Huapi y Perito Moreno, la laguna El Trébol, las penínsulas de San Pedro y Llao Llao y la Isla Victoria. En uno de los miradores hay una cafetería donde se puede tomar algo o resguardarse del frío.












Continuamos el itinerario pasando por la península de San Pedro hacia la península de Llao Llao. En el kilómetro 24, vemos Puerto Pañuelo (al que volveríamos para coger el barco de la Isla Victoria, que habíamos reservado desde el hotel) y el hotel Llao Llao, situado sobre una colina entre el lago Moreno y el lago Nahuel Huapi.



El hotel está rodeado de bosques y vistas impresionantes a las montañas que lo rodean, como son el Cerro López, el Cerro Capilla y el Cerro Tronador. 


Tiene además vistas panorámicas del Parque Nacional y los lagos Perito Moreno y Nahuel Huapi.



Como no había mucha gente, nos dieron permiso para aparcar en el parking del hotel y poder visitarlo para tomar un té.



Totalmente reformado y con todas sus instalaciones abiertas, es uno de los hoteles de postal más conocidos en Bariloche y, en  marzo del 2016, acogió a la familia Obama.




Una vista paradisíaca desde la terraza independiente en un entorno natural, vista al Lago Moreno y Cerro Tronador.



El nombre del hotel proviene de un hongo redondo de color amarillento que crece en los troncos del ñire y cohiue y que significa rico rico, dulce dulce. Es un hongo comestible, también denominado pan de indio y formaba parte de la dieta de los pueblos originarios de la región.


Seguimos atravesando el Parque Municipal Llao Llao el cual protege los bosques de coihues y cañas colihues, algunos arrayanes, cipreses y otros arbustos. Toda esta zona tiene un encanto especial y en ella abundan muchos senderos para hacer rutas de distinta dificultad y que parecen estar bastante bien indicadas.















Más adelante dejamos el desvío del puente que cruza el lago Moreno por su punto más estrecho y seguimos por pista de ripio hacia la Colonia Suiza, llamada así porque sus primeros pobladores eran inmigrantes del Cantón de Valais, siendo el primer asentamiento de suizos en la Patagonia. Declarado Patrimonio Histórico, mantiene intactas las características originales de la época de su fundación (fines del siglo XIX).


La Colonia Suiza es un lugar pintoresco con construcciones típicas, rodeadas de árboles frutales, donde hacia las actividades agrícolas son complementadas con el turismo.





Hay varios campings, hosterías y alojamientos familiares y es reconocida, desde hace décadas, por sus populares curantos, una comida originariamente araucana.  Entramos en una tienda de souvenirs con detalles muy bonitos para el hogar pero no nos quedamos a comer porque teníamos que partir para Puerto Pañuelo,  donde tomaríamos el barco para  la isla Victoria.


El lago Perito Moreno, en las cercanías de Colonia Suiza, nos obsequió con unas bellas vistas.





Tomamos la dirección a Puerto Pañuelo, admirando lagos, montañas y bosques autóctonos de singular belleza.

También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers