4. PERÚ: ISLAS BALLESTAS, ICA Y HUACACHINA

21:22


4º. día  -  7/9/15

Islas Ballestas, Ica y Huacachina

Amanezco con la cara y los ojos hinchados. Me asusto porque es la primera vez que me sucede y no sé cual puede ser el motivo. Si ayer hubiéramos cenado en un restaurante más popular posiblemente le atribuiría el problema pero no es así y empiezo a cambiar el chip. Rafael me da un anti-histamínico que, a lo largo del día, me va reduciendo la inflamación. ¿Sera consecuencia del "cebiche" ? por si acaso, decido no lo pedirlo más durante el resto del viaje. 

Vamos al  puerto de Paracas para hacer la excursión a las Islas Ballestas. Hay mucha neblina y una fuerte humedad. Los tours salen todos los días  a las 8 a.m y a las 10 a.m. Cobran 32 soles x persona (casi 10 euros) y a esto hay que añadir 6 soles más por derechos del muelle. El viaje dura aproximadamente dos horas. 

Al poco de partir, a la izquierda de la ruta, la lancha para frente a una duna de arena con  la gigantesca figura del Candelabro, un enorme tridente de 150 metros de largo que se supone relacionado con los geoglifos de Nazca y que nadie sabe por qué se hizo, ni cuando, ni por quien, pero que siempre es visible ya que el viento arrastra la arena de los canales de la figura. La teoría más consensuada es que fue grabada por la antigua cultura Nazca para orientar a los navegantes pero es uno de los muchos misterios con los que nos encontraremos en Perú. 





Tardamos alrededor de media hora en alcanzar las Islas Ballestas, un conjunto formaciones rocosas, protegidas por el estado peruano, con una importante fauna marina. 



Vemos delfines,  lobos marinos, miles y miles de aves.



Es un lugar único por su biodiversidad, que se debe a que el encuentro de la corriente marina del Humboldt, con sus gélidas aguas, y las más calientes del Pacífico, propician una gran concentración de microorganismos que sirven de alimento a los grandes bancos de peces, y estos, a su vez, a sus depredadores, lobos marinos y aves .



Pasamos entre cuevas, puentes naturales y montículos habitados por multitud de aves: piqueros, cormoranes, zarzillos, pelícanos, alcatraces, que tapizan las rocas de excrementos. Es el guano, un abono natural muy valioso para la agricultura, un fertilizante natural que carece de ingredientes contaminantes, que vigoriza las raíces de las plantas y mineraliza el suelo frente los abonos sintéticos, derivados en su mayoría del petróleo que a la larga empobrecen la tierras donde se practican). 










Las lanchas se acercan a pocos metros de los lobos marinos que siguen impasibles ante el sonido repetitivo de nuestras cámaras fotográficas.





Cuando ya creemos que nos vamos sin ver el ave que más deseamos, nos acercan a una zona y, entre miles, distinguimos las colonias de  pingüinos Humboldt, que se encuentran en período de extinción. Es el único pingüino que habita en Perú . No vuela y su cuerpo está adaptado a la vida acuática, especialmente para nadar y bucear.



Finalizado el tour, desembarcamos coincidiendo con la llegada de los barcos de pesca. 



¿Y qué os parece este ejemplar de bonito?


Los pelícanos, además de disputarse los despojos de pescado capturados, están al acecho de pillar alguna pieza ante un descuido.




Nos encanta ver el vuelo y el aterrizaje de estas aves.
Y nos causa tristeza los efectos de la contaminación ambiental cuando vemos a este pelícano con una botella enganchada al pico.


Volvemos al hotel, recogemos las maletas y Ricardo nos recoge con su auto para continuar nuestro recorrido por Ica.

El tour a Ica consiste en visitar una bodega artesanal para una explicación del proceso de elaboración del pisco y el vino, visita al museo arqueológico para ver cultura paracas, nasca, ica e  inca y además visitar la laguna de la Huacachina donde haremos un tour al desierto con tubulares y  practicaremos el samboard (El costo total de este tour es de 130 soles por persona).

Durante el trayecto por la Panamericana, Ricardo nos va dando información de todo en general y entablamos una conversación amena. Entre las dunas del desierto vemos los grandes cultivos de viñas, muchos de los cuales se utilizarán para la elaboración del destilado de pisco.


El pisco es la bebida nacional de Perú (aseguran que el pisco que se consume en Chile es una copia), que toma su nombre de una palabra quechua. En Ica hay 300 productores  y más de 100 bodegasNosotros visitamos la bodega González Missa, fundada en 1856, donde nos enseñaron el proceso de destilación del pisco y la elaboración del vino. Finalmente nos ofrecieron una cata de las distintas variedades.

En la foto, las vasijas o "piskos" que ya se utilizaban para almacenar bebidas, hace más de 2.000 años.
Comemos en la misma bodega y probamos por primera vez la chicha morada, otra de las bebidas nacionales de Perú, que se elabora con una de las muchas variedades de maíz (aunque a primera vista parece una jarra de sangría, no tiene nada que ver). De menú elegimos chicharrón de cerdo con pallares verdes, yuca frita y ensalada criolla, unas cervezas. Total 89 soles.
A continuación visitamos el Museo Regional que cuenta con una exposición de cerámicas, momias, y material hallado en el desierto de Paracas. Vemos algunos de los célebres y valiosos mantos paracas que formaban parte de los fardos funerarios y nos cuentan que hace años se robaron dos importantes piezas del museo. Los diseños tienen dibujos de mazorcas de maíz, animales, ...  pero lo que más nos llama la atención son las momias, algunas con la deformación de los cráneos, los agujeros de las trepanaciones y los diferentes peinados que algunas de ellas conservan (abajo, imágenes de internet).

Manto paracas


Finalmente nos trasladamos al oasis de Huacachina, un oasis en mitad del desierto de Paracas.


Allí  nos están esperando para un tour con  buggy por las dunas. Impresionan las subidas y bajadas,  que además el conductor provoca para más emoción pero que resulta divertido.



Encima de una duna nos dan instrucciones  para hacer descensos con una tabla de madera (sandboarding), un deporte que allí se practica mucho. Al principio no nos atrevemos pero acabo  deslizándome por una no muy grande y lo paso bien.
Finalmente nos despedimos de Ricardo con el que hemos entablado una buena relación pero antes nos  acompaña hasta la estación de autobuses Cruz del Sur, ya que  a las 19:20 emprenderemos el trayecto hacia Nazca, nuestro próximo destino.


La sorpresa es que en el bus volvemos a coincidir con María, Antonio y Rosa que van también a Nazca y estamos todos muy contentos. El trayecto dura dos horas que las pasamos hablando, intercambiando nuestras experiencias y quedamos para hacer juntos las actividades del día siguiente.

Nos alojamos en el Hotel Camiluz y nuestros amigos en el Hotel Alegría que además tiene piscina.

-----------
Contactos

Guía Turismo Paracas:
Ricardo Hernández Moreno
ricardo270159@hotmail.com 
Teléfono 945502551.      

Compañías de autobus:
www.cruzdelsur.com.pe
www.oltursa.pe


También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers