8. VIETNAM/CAMBOYA: LOS TEMPLOS DE ANGKOR (2008)

1:22




Nuestra breve visita a Camboya se centró especialmente en la visita a los templos de Angkor, pudiendo afirmar que es uno de los lugares del mundo que más nos ha impactado.











Un poco de historia

En el año 802 d. C. el rey Jayavarman II  fundó el imperio jemer, que sobrevivió durante seiscientos años dominando gran parte del Sudeste Asiático y acumulando un inmenso poder y riquezas. Este reino, fuertemente influido por la cultura de la India,  construyó monumentales templos como el de Angkor Wat, declarado Patrimonio de la Humanidad, que facilitó la dispersión del primer hinduismo por gran parte de la región.

En el siglo XIX Camboya era una colonia francesa de la que se independizó en 1953 pero poco después se involucró en la Guerra de Vietnam.

De 1975 a 1979, el grupo guerrillero de los Jemeres, bajo el gobierno comunista de Pol Pot, tomó el poder y fue el responsable de lo que se conoce como genocidio camboyano. Se calcula que más de un cuarto de la población murió a causa de las políticas de exterminio de lo que Pol Pot llamó "el enemigo oculto", es decir, todo aquello que consideró contrario a su plan de construir "una nueva Camboya comunista". Dicha acción generó otro tipo de consecuencias como hambrunas y epidemias que nunca fueron atendidas.

El período concluyó con la invasión vietnamita mediante una guerra que duró 17 días entre diciembre de 1978 y enero de 1979 y el paso a la clandestinidad de Pol Pot y los suyos.

Un golpe de estado, en 1997, llevó al poder a Hun Sen y su Partido Popular de Camboya, que permanecen en el poder hasta la actualidad.



CAMBOYA (Agosto 2008 )

Desde Vietnam, llegamos a Camboya aterrizando en el aeropuerto internacional de Siem Reap, principal destino turístico del país, donde se encuentra el complejo religioso de Angkor levantado por el Imperio Khmer ( IX - XV).

Las ruinas estuvieron olvidadas por años, ya que la jungla las había cubierto completamente, hasta que en 1861 el francés Henri Mouhot las descubrió pero, a consecuencia de la guerra civil con Khmer Rouge, hasta 1990 no se abrieron a los turistas.

Nuestra visita a Camboya se centró especialmente en el conocimiento de estos templos, pudiendo afirmar es uno de los lugares del mundo que más nos ha impactado.

Campos de arroz camino a los templos. 

El recinto donde están ubicados los templos es muy grande y se necesitan varios días para visitarlos. Nosotros nos desplazábamos con un tour contratado pero habían muchas formas de llegar y que, una vez allÍ, hubiéramos preferido: alquilando bicicletas, motos, moto-taxis o tuk-tuks y hasta elefantes.

La primera visita la realizamos a Angkor Thom, ciudad real construida por el rey budista jémer Jayavarman VII, en el siglo XII, un enorme recinto amurallado que incluye varios templos.


Angkor Thom 




Puerta de entrada de Angkor Thom 

Parte superior de la puerta. 



El interior del recinto de la ciudad de Angkor Thom está la denominada terraza de los elefantes y Beng Thom.









Uno de los templos más relevantes dentro de Angkor Thom, es el espectacular Bayón, construído al final del siglo XII, durante el reinado de Jayavarman VII. Fue creado en estilo budista. Es conocido por sus 54 torres y cerca de 200 enigmáticas caras de Buda sonrientes, que miran hacia los cuatro puntos cardinales. El templo representa el período de transición entre el hinduismo y el budismo en ese país.


Templo de Bayón. 






Las paredes de Bayón están cubiertas de ricos bajorrelieves que ilustran escenas de la mitología y la vida diaria de la civilización khmer (o jemer).





Monjas budistas rezando a una imagen de Buda en el templo Bayon.




Pequeños vendedores ambulantes se concentran en el recinto de los autocares turísticos y ofrecen pulseras y bonitas figuritas de papiroflexia.



Phom Bakhen fue el templo oficial de la primera capital jemer (siglo IX). Se alza majestuosamente en las terrazas de una pirámide de base cuadrada. Desde allí se pueden ver magníficas puestas de sol sobre Angkor Wat.

Phom Bakhen 

La presencia de monjes budistas, con sus túnicas color azafrán, es frecuente en todos los templos.


Prasar Krawan es uno de los templos más pequeños del recinto, con cinco torres de ladrillo, estaba consagrado al dios hindú Visnú. Destaca por su mampostería y sus bajorrelieves.


Prasar Krawan 



El templo Ta Keo (dedicado a Shiva) era conocido en su tiempo como la montaña con cima de oro. Fue construido, con grandes bloques de arena, bajo el reinado de tres reyes distintos. Este templo, al que se llega con unas empinadas escaleras, cuenta con sólo 5 torres. 






Banteay Srei (siglo X), en honor a la diosa hindú Shiva, es el único templo del complejo construido por mujeres. El material es principalmente de arenisca roja, un medio que permite en sí unas decorativas y elaboradas tallas en los muros que aún hoy en día pueden observarse y, aunque es un templo mucho más pequeño que los demás, es considerado como la "gema preciosa", o la "joya" del arte jemer.


Banteay Srei 





Por los caminos que llevan a los templos las mujeres venden fruta. 



Angkor Wat es el mayor de los templos. Fue construido en el siglo XII y sus dimensiones son colosales, con unos muros exteriores de más de un kilómetro de largo, protegidos por un gran foso de agua. La silueta de Angkor Wat es perfectamente reconocible en todo el mundo y forma parte de la bandera de Camboya. 

Se cree que entre sus muros vivían alrededor de 20 mil personas.


Angkor Wat 




Este recinto, dedicado al dios hindú Vishnú, fue el único mantenido desde hace siglos por los monjes budistas.


Angkor Wat posee los bajorrelieves narrativos más hermosos. También son famosas las apsaras talladas en las paredes interiores.


Las "apsaras" representan a las ninfas celestiales, que darían una activa vida sexual a los héroes khemeres y hombres santos cuando éstos alcanzaran el cielo. Sus danzas amenizan el paraíso khemer así como las paredes de sus templos y palacios terrenales. Su imagen con ostentosas piezas de joyerías, cuidados tocados y sofisticados peinados, así como sus vaporosas vestiduras, se prodigan por muros, columnas y paredes.








Ambiente familiar fuera del recinto de Angkor Wat.



Finalmente visitamos Ta Prohm (siglo XIII), el templo más impactante de todos. 

Ubicado a 1.3 km al este de Angkor Thom, fue construido en memoria de la madre del rey Jayavarman VII y sirvió como monasterio budista, llegando a alojar al menos a 12.640 personas. 

Tras el colapso de la civilización jemer en el siglo XV, el templo fue abandonado y reclamado por la jungla. Enormes árboles extienden sus musculosas ramas y raíces que reptan por las paredes de los monumentos.

Ta Prohm 

El recinto mide 1.000 m de largo por 700 m de ancho y cuenta con 39 torres. Se lo conoce vulgarmente como el Templo de la Jungla.



Ta Prohm fue encontrado por los franceses a finales del siglo XIX, que lo dejaron en la misma condición en que lo descubrieron, como muestra del estado en el que se encontraban los templos de Angkor, a finales del siglo XIX, cuando fueron descubiertos por los occidentales, en medio de la jungla e invadido por árboles que crecen gigantescos entre las ruinosas paredes, muros y estancias y que le dan al templo una apariencia misteriosa. 



Las grandes o impresionantes ceibas se sobreponen en el espacio de este recinto.





En este templo se rodó la película Tomb Raider -Lara Croff con Angelina Jolie. 


Es impactante ver como las raíces de los árboles han ido atrapando los templos.


Ta Prohm es uno de los templos que más impresiona, especialmente por la imponente presencia de la naturaleza que lo devora y por la atmósfera mágica que este extraordinario lugar transmite.


Imágenes que ponen los pelos de punta.






Poco antes de finalizar la visita nos sorprendió una tomenta monzónica y el recinto adquirió una mayor atmósfera de misterio.






No quisimos abandonar Camboya sin ver el amanecer sobre Angkor Wat. La noche anterior habíamos negociado el precio con un tuk-tuk que nos esperaría a la entrada del hotel y nos llevaría hasta el templo. Ver despertar el día desde el recinto fue algo inolvidable.


Espectacular amanecer sobre Angkor Wat.


Nos despedimos de Angkor, sin lugar a dudas, una de las maravillas más sobrecogedoras del mundo. 

-->

También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers