1. VIETNAM/CAMBOYA: HANOI

22:51



En el inicio de nuestro viaje visitamos la ciudad de Hanoi y navegamos por la Bahía de Halong.














VIETNAM-CAMBOYA (julio-agosto 2008)
(Viaje organizado en grupo)

Un poquito de historia

Vietnam es uno de los países más poblados del mundo. La mayor parte de su historia estuvo gobernada por varias dinastías del Imperio Chino. El periodo del gobierno nativo terminó a mediados del siglo XIX cuando el país fue colonizado por Francia. 

Durante la Segunda Guerra Mundial, Japón ocupó Vietnam; pero respetó la autoridad francesa. Más tarde, Vietnam obtuvo su independencia tras la revolución de agosto de 1945, bajo la conducción de Ho Chi Minh.

Tras declararse la independencia, aún le quedaría después a los vietnamitas resistir la reocupación francesa y la agresión intervencionista estadounidense, hasta llegar a la actual República Socialista de Vietnam. 



HANOI

Después de 20 horas de viaje lo primero que sentimos, al salir del aeropuerto de Hanoi, fue un golpe de calor y humedad que ya nos acompañó a lo largo de todo el viaje. 

Hanoi es la capital de Vietnam, cuenta con unos 5 millones de habitantes y la friolera de más de 2 millones de motocicletas.

En nuestro primer paseo, nos causó cierta impresión la cantidad de motoristas que circulaban en aparente caos. Cruzar parecía un suicidio y menos sin semáforos a la vista, pero poco a poco, descubrimos que el secreto es hacerlo sin parar ya que los vietnamitas son expertos en esquivar a los peatones y a los demás vehículos que circulan.

Visitamos el barrio antiguo, el mercado de Hang-dao, pagodas, templos, lagos y el Mausoleo de Ho-chi-minh .

Impresionante el tendido eléctrico.



Nos metimos por callejuelas y mercados. Todo un escaparate de aromas, colores y sonidos.

























El Barrio antiguo barrio, formado por 36 angostas calles que formaron cientos años atrás el antiguo mercado, es un lugar muy turístico, con numerosos centros comerciales especialmente dedicados a la venta de artesanías y productos de seda.






Roger disfrutaba con los niños.



Cerca del barrio antiguo se encuenttra The Huc Bridge (Puente del Rayo de Sol) sobre el lago Hoan Kiem(Lago de la Espada Restituida), un puente pintado de rojo que es la imagen de la ciudad.

Dentro del lago hay un templo dedicado al dios Van Xuong, el dios de la literatura y la pagoda Tortoise, monumento que conmemora la leyenda a Le Thai To, embajador de Vietnam, a quien una tortuga le devuelve su espada utilizada en batalla contra las tropas chinas). 


Maestros en la papiroflexia. Compramos a un vendedor ambulante unas langostas hechas con hojas de palmeras.



En la imagen inferior, estamos en la plaza Ba Dinh de Hanói, delante del mausoleo donde se exhibe el cuerpo incinerado del gran lider comunista Ho Chi Minh, fundador del Viet Minhn o Frente para la Liberación de Vietnam, que en 1945, consiguió la independencia del país ocupado por los franceses. 

Los vietnamitas forman largas colas para ver a su líder pero los turistas extranjeros entran por una especial. Todo el mundo debe guardar riguroso silencio, no llevar ropa indecorosa y mostrar una actitud respetuosa. Por supuesto, no dejan entrar cámaras ni mochilas y a las mujeres deben cubrirse los hombros. El cuerpo parece una figura de cera.



Durante la mañana del 2 de septiembre de 1969, Hő Chí Minh murió en su casa de Hanoi, tras sufrir un paro cardíaco. Aunque dejó escrito en su testamento que quería ser incinerado y que repartieran sus cenizas por el norte, centro y sur del país, sus sucesores en el partido comunista ignoraron sus últimas voluntades, construyeron un edificio gigantesco, de inspiración muy soviética y ordenaron que fuera embalsamado.

Detrás del Mausoleo, está la antigua mansión de los gobernantes franceses que se utiliza sólo para recepciones internacionales y reuniones políticas de máximo interés. Junto al lago, una casa más sencilla donde prefirió vivir el líder.











En este recinto también se ubica la pagoda de la Columna o del Pilar Único, que brota en forma de nénufar.




Es una reconstrucción de la que se levantó en su día para agradecer el nacimiento de un hijo varón, por eso es muy visitada por parejas de recién casados.




El templo de la Literatura de Hanoi, era toda una ciudadela dedicada al estudio de las letras y construida en el año 1.070, en honor a Confucio.




En el Templo de la Literatura, un conjunto de 82 estelas situadas sobre tortugas de piedra, proclaman los nombres de las 1.037 mentes más brillantes de Vietnam, que corresponden a los estudiantes con mejores notas de toda la historia de esta universidad.
  

Dicen que tocar las cabezas de estas tortugas otorga sabiduría. ¡Teníamos que aprovechar!.



Al día siguiente, salimos de Hanoi rumbo a al Bahía de Halong a primera hora de la mañana y llegamos en unas tres horas. Allí, decenas de barcos, todos de madera y con velas (la mayoría plegadas) imitando a los juncos coloniales, esperaban para embarcar a los turistas.



 
 

Las embarcaciones tienen tres cubiertas: la superior con hamacas para tumbarse al sol, la intermedia convertida en restaurante o sala de estar y la inferior con camarotes bien amueblados, en los que no faltaban ni el aire acondicionado, ni el baño privado con agua caliente. 


La comida a base de pescados y mariscos. Pasamos la noche allí, lo que nos permitió disfrutar de algunas excursiones y del relax de la bahía.








La bahía de Halong, declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, es un lugar mágico. Está rodeada por las cálidas aguas del Golfo de Tolkin y es un paisaje marino salpicado de altísimos riscos, miles de islotes rocosos y poblado de cuevas y grutas escondidas.


 
Con una pequeña embarcación traspasábamos los riscos.



Visitamos Hang Sung Sot, una de las grutas de estalactitas y estalagmitas que encierran los islotes y a la salida disfrutamos de una vista fantástica de la bahía. Más tarde fuimos a Titov, una de las escasas playas de la zona, de aguas muy cálidas (pero no muy limpias) y ascendimos al mirador (tras medio millar de escalones y mucho calor), desde donde se divisa una gran panorámica y una excelente puesta de sol.

 





 
Es una sensación matutina inmejorable levantarse en el junto y subir a la borda, donde la tranquilidad más absoluta se apodera de todo y las aguas apenas se mecen, pareciendo que estés más en un lago que en las aguas del Mar de la China.
 


La suerte nos acompañó, porque dos días después de abandonar el lugar, nos enteramos de que habían cerrado el acceso a la bahía, a consecuencia de un tifón que causó muchos problemas, pero nosotros ya estábamos en la parte central de Vietnam.

De Hanoi tomamos un vuelo hacia Hue.


También Podría Gustarte

2 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers