2. GRECIA: MONASTERIOS DE METEORA

20:14

De los seis monasterios de Meteora que se pueden visitar, empezamos por el Gran Meteora o iglesia de La Transfiguración (Μεγάλο Μετέωρο). Continuamos por Varlaám (Βαρλαάμ), Rousanou (Ρουσάνου), Santísima Trinidad (Αγία Τριάδα, Agía Triada), San Nicolás (Àgios Nikolaos ) y dejamos pendiente el de San Esteban (Αγιος Στέφανος, Àgios Stéfanos) que dicen es el menos interesante.






Domingo, 10 de junio, 2018

METEORA es conocida por la veintena de monasterios medievales cristiano ortodoxos, que se edificaron sobre una curiosa y elevada formación rocosa que protege la ciudad de Kalambaka. Una imagen que con sólo mirarla te hace especular sobre cómo fue posible la construcción de tal obra arquitectónica en ese lugar y en aquella época. Sobre todo, si tenemos en cuenta que antiguamente sólo se podía acceder a esta zona mediante andamios, escaleras de viento o con cuerdas y poleas. Algo normal, ya que se construyeron allí para protegerse de los ataques turcos.

Es un lugar de recogimiento y meditación desde el año 985, en el que se empezaron a instalar los primeros ermitaños en las cavidades de las rocas, creando pequeños oratorios para rezar. En 1382, un monje del monte Atos, fundó el monasterio de Megálo Metéoro, en uno de los muchos pináculos. 

Llegó a haber 24 monasterios activos, de todos ellos, sólo trece quedan en pie y de ellos únicamente seis, con pequeñas comunidades de monjes o monjas, se pueden visitar. Juntos coronan el paisaje, de forma sublime, con su magnífica arquitectura, entre una belleza natural y una espiritualidad, que forma parte de la lista de Patrimonios de la Humanidad por la Unesco. 

El precio de la entrada a todos los monasterios es casi simbólico: 3€.



COMO LLEGAR A LOS MONASTERIOS

La forma más cómoda de llegar es en coche hasta la zona de los monasterios, que están bien conectados y señalizados en carretera, a unos 6-9 km de Kalambaka y 1-5 km de Kastraki. Una vez en la entrada, hay que subir unas cuantas escaleras andando. No están todos cerca el uno del otro y cada monasterio cierra un día a la semana diferente.

También se puede llegar con taxi o transporte público desde Kalambaka o Kastraki. Hay un autobús que sale cuatro veces al día, desde la calle Trikalon, a las 9 h, a las 11 h, a las 13 h y a las 16 h. El autobús cuesta 1,8 € la ida y 3,3 € ida y vuelta. Se puede regresar andando por el sendero que desciende hasta ambas localidades.

Desde Kalambaka hay una bonita ruta de unos 50 minutos andando hasta el monasterio de la Santísima Trinidad. El monasterio de San Nicolás está un poco fuera de Kastraki, e incluso volviendo andando por la carretera a Kalambaka se tardan unos 40 minutos.


MONASTERIOS

Todos tienen pequeñas iglesias cristiano ortodoxas, completamente recubiertas de magníficos frescos, de entre los siglos XV y XVIII y vistas increíbles sobre las rocas y los otros monasterios.

El más grande, y al que más tiempo hay que que dedicarle, es el monasterio del Gran Meteoro (en griego Μεγάλο Μετέωρο, Mégalo Metéoro) o monasterio de la Transfiguración (Μονή Μεταμορφώσεως, Moní Metamorfóseos). El segundo en tamaño y en importancia es el monasterio de Varlaám (Βαρλαάμ).

Los otros cuatro son el monasterio de San Nicolás (Αγίου Νικολάου Αναπαυσά, Àgios Nikolaos Anapaphsas); el de Rousanou (Ρουσάνου) o de Santa Barbara; el de la Santísima Trinidad (Αγία Τριάδα, Agía Triada) y el de San Esteban (Αγιος Στέφανος, Àgios Stéfanos).

En todos, menos en el de San Esteban, merece la pena entrar. Probablemente la vista más bonita es la que se obtiene desde el monasterio de la Santísima Trinidad, pero las que se obtiene desde Varlaám o San Nicolás, también son increíbles.

Actualmente todos los monasterios tienen un sistema de poleas para subir mercancías e incluso un sistema con cuerdas para subir a los monjes.


COMO HAY QUE IR VESTIDO

Llevar los hombros cubiertos –nada de camisetas sin mangas o tirantes–, pantalones largos los hombres y faldas largas las mujeres (en la entrada dan pantalones para hombres y faldas para mujeres para ponerse encima de la ropa). Yo opté por incluir en mi maleta un pareo que me colocaba por encima a modo de falda y luego utilicé en las islas.


VISITA DE LOS MONASTERIOS

Gran Meteora o iglesia de La Transfiguración (Μεγάλο Μετέωρο, Megálo Metéoro) De 09:00h a 17:00h (cierra los martes)

Iniciamos nuestra visita por este monasterio ya que, al ser el más famoso, suele estar bastante lleno, por lo que se recomienda ir a primera hora cuando abre o ya por la tarde cuando los autobuses se han ido.

Es el más grande de todos. Espectacular y bien conservado, nos llevó  algo más de una hora visitarlo y lo abandonábamos justo cuando muchos turistas empezaban a llegar.








Es también el monasterio más alto, se encuentra a 415 m. y se llega hasta él atravesando un túnel excavado en la roca.


Doscientos escalones, esculpidos en la roca, que sustituyen a la antigua escalera colgante de madera, nos conduce al pilar central del Monasterio. 


A medida que vamos ascendiendo, obtenemos una magnífica panorámica y del monasterio Varlaam que visitaremos a continuación de éste.



Su interior está decorado con frescos, tapices, grabados y alberga un pequeño museo lleno de antiguos manuscritos, libros y objetos de arte sacro. 





Tiene varias iglesias, la principal, la de la Metamorfosis,  es una de las más majestuosas y brillantes de Grecia y  está decorada con excelentes frescos y representaciones hagiográficas del año 1483.


En la planta de abajo del refectorio hay un museo con importantes piezas auténticas y copias de reliquias y, en otra zona, también se puede visitar la antigua cocina del monasterio, la bodega restaurada y el antiguo taller de carpintería.





Varlaam Monastery (Βαρλαάμ). De 09:00h a 16:00h, domingos de 09:30h a 16:00h (cierra los viernes). 

Se encuentra muy cerca del anterior monasterio y es donde continuamos nuestro recorrido.

Está situado en una de las rocas de más considerable tamaño y abruptas de Meteora, a una altura de 551 metros, sin embargo, es muy accesible, tiene pocas escaleras y está recién restaurado.






Conserva una iglesia, de 1544, que sigue el estilo del Monte Athos con un retablo tallado, cubierto de oro y excepcionales iconos. Los frescos que la decoran son maravillosos. Como está prohibido fotografiar, capturé la imagen de una postal.







Este monasterio tiene la particularidad de tener el cuadro de la Virgen de las tres manos y un viejo barril de madera de roble, con capacidad para trece mil litros.



Desde  todos los monasterios  hay buenas vistas, pero las de éste son impresionantes. 






Roussanou (Ρουσάνου). De 09:00h a 14:00h (cierra los miércoles)

Lo visitamos en tercer lugar.  Está situado a una altura de 484 metros, sobre una esbelta roca de una pieza y se accede a través de unas escaleras con sombra.







La iglesia, consagrada a la Metamorfosis de Cristo, pose unos importantes frescos que fueron realizados en 1560 por un famoso hagiógrafo llamado Tzortzis. Durante los años 1565-66 funcionó un taller bibliográfico, con el monje Partenios como escribano y desde 1988 se instaló en el monasterio una hermandad de mujeres.


Desde el monasterio, así como desde el mirador de Psaropetra  (al que se llega desde las escaleras que continuan el acceso a la izquierda del monasterio), hay unas vistas preciosas del valle y de otros monasterios.  


Agia Triada o de la Santísima Trinidad  (Αγία Τριάδα, Agía Triada). De 9:00h a 17:00h (cierra los jueves)

Fue el cuarto monasterio que visitamos. Situado sobre una imponente roca, de forma peculiar, a una altura de 535 metros.

Con140 escalones también excavados en la roca,  es el que más esfuerzo exige pero el regalo que tienes al llegar es todo un privilegio, con vistas únicas de toda la llanura de Tesalia, de otras cadenas montañosas de Pindos y también de los Monasterios de Roussanou, Meteoro, Varlaam.







La iglesia principal, del Monasterio fue construida en el año 1475 y los frescos del Altar fueron realizados en el año 1741.









Agios Nikolaos Anapaphsas (Αγιος Νικόλαος, Àgios Nikólaos). De 09:00h a 16:00h (cierra los viernes)

Fue el quinto y último monasterio que visitamos. Se encuentra muy cerca del pueblo de Kastraki y está situado sobre una roca de pequeña extensión, a una altura de 419 metros.

Se accede a través de unos cien escalones de piedra hasta llegar a la primera base, de  las tres plantas que tiene. Tiene varias capillas con frescos muy bien conservados. La iglesia principal está en la segunda planta y fue construida a principios del siglo XVI, con magníficos frescos de 1527.

En la tercera planta se encuentra el antiguo refectorio d y se pueden apreciar cuerdas y escaleras que eran usadas antiguamente para acceder a los monasterios, así como la posibilidad de ver la habitación de un monje.

El Monasterio se restauró con importantes reconstrucciones. Desde él hay unas vistas increíbles de la ciudad y el entorno de las formaciones meteoras. 


















Dejamos por visitar el monasterio Agios Stéfanos o San Esteban, San Esteban (Αγιος Στέφανος, Àgios Stéfanos). Abierto de 9:00h a 13:30h y de 15:30h a 17:30h en verano (cierra los lunes).

De todos dicen que es el que menos vale la pena visitar pero el que tiene en su interior más reliquias Es un centro religioso de mujeres en donde cultivan la música bizantina y la pintura hagiográfica, que refleja la historia de la vida de los santos.

Situado a una altura de 528 metros, un puente estable de 8 metros de longitud conduce de forma cómoda y segura a la puerta del monasterio. Sobre el portón de entrada del edificio una leyenda certifica que la construcción de esta vieja fortaleza se remonta al año 1192.




ENTRADAS A LOS MONASTERIOS

MIRADORES 

Además de los monasterios en sí, en Meteora vale la pena acercarse a los miradores. Los monasterios se encuentran en un paisaje lleno de peñascos inexpugnables dignos de admirar por su gran belleza.
















PELÍCULAS AMBIENTADAS EN METEORA

El paisaje de Meteora es tan sublime que ha servido de inspiración y escenario de algunas películas y series famosas . 

En el monasterio de la Santísima Trinidad se rodó, en 1981, parte de la película For Your Eyes Only, de la serie del agente 007, en la que Roger Moore salta del monasterio (en realidad lo hizo desde una roca próxima ya que no les dejaron rodar allí ).

En Juego de Tronos, las inexpugnables columnas verticales de Meteora sirvieron de inspiración para la celda de prisión de Tyrion Lannister, en el Nido de Águilas. "Excavadas sobre un acantilado, ni siquiera necesitan rejas, porque un paso en falso y el reo se precipitará sobre el abismo" (una reproducción digital del paisaje de Meteora, ya que tampoco les dejaron grabar allí).

El grupo estadounidense de rock alternativo Linkin' Park nombró Meteora a su disco de 2003 a modo de homenaje, después de quedar impresionados con los monasterios griegos.

CUEVAS

Aprovechando las numerosas grutas y oquedades que horadan esas colinas, algunos ermitaños siguen instalándose en cuevas, para recogerse en la oración y meditación.



Llama a atención una gruta donde hay colgados numerosos pañuelos. Y nos enteramos que el 23 de abril, día de San Jorge, hay una curiosa fiesta que tiene su escenario en ese colosal frontón granítico. El santo, cuya ruinosa iglesia está justo en un risco a treinta metros del suelo, tiene el apodo de Mantilas, que significa "pañuelo". La tradición, que viene del siglo XVII,  consiste en llevarle ese tipo de prenda como exvoto, para que favorezca la prosperidad y traiga felicidad a las familias, empezando por procurar una buena pareja conyugal. Ese día, los jóvenes de Kastraki escalan las verticales paredes para dejar un pañuelo en la gruta, en una demostración de valor y amor (la mantila, a menudo, es un regalo de la novia). Cuando alcanzan su meta, depositan las prendas, que se acumulan año tras año, formando un pintoresco telón, y luego descienden ante la expectación de un numeroso público.



KASTRAKI

Después de visitar los monasterios regresamos a Kastraki, una aldea tranquila y agradable, situada bajo los enormes riscos. Descansamos un poco,  nos sentamos a tomar  unas cervezas y unos olivas en la Plaza Mayor  y acabamos dando un paseo por los alrededores.  



 



Alrededor de las ocho decidimos cenar en una de las tabernas. Esta vez, probamos la típica moussakka griega con dos magníficas ensaladas. De postre nos trajeron fruta y el chupito de ouzo. Estaba todo buenísimo y muy barato.



Como estábamos cansados nos fuimos pronto a dormir, al día siguiente teníamos que madrugar para desplazarnos hasta nuestro nuevo destino y el día había sido intenso.

Meteora ocupa uno de los  lugares preferentes de nuestra visita a Grecia. Es la unión perfecta entre la asombrosa naturaleza y la  belleza de la arquitectura creada por el ser humano. Aunque lejos de Atenas,  vale la pena superar el esfuerzo para acercarse y conocer este lugar único y maravilloso, del que nosotros quedamos enamorados.
...........
Continuación:

También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers