PARQUE DEL LABERINTO DE HORTA

8:49


Parc del Laberint d'Horta (Barcelona)


Un jardín histórico, el más antiguo de la ciudad,  alejado de los bulliciosos centros turísticos e ideal para pasear sin aglomeraciones, con mucho encanto y románticas zonas que evocan épocas pasadas.

El parque recibe el nombre por el famoso laberinto que alberga en su interior y que le aporta magia y una belleza especial junto con sus fuentes, estanques, pabellones, esculturas de la mitología griega,...

Iniciado en 1794, fue obra del arquitecto italiano Domenico Bagutti y del jardinero Joseph Delvaleten. Pertenecía a una antigua finca de la familia Desvalls que en 1961 cedió al Ayuntamiento de Barcelona y que en 1971 se abrió al público tras una restauración efectuada por Joaquim Casamor.

En 1987 se abrió una escuela taller de los antiguos oficios que servían para restaurar el patrimonio. Pintores, estucadores, albañiles y otros. Una buena iniciativa que se perdió por falta de fondos.

El parque incluye un jardín neoclásico del siglo XVIII y un jardín romántico del siglo XIX, que fueron el centro de una intensa actividad social, con recepción de reyes, veladas sociales y culturales, representaciones teatrales al aire libre e incluso, en el 2006, se rodó
una escena de la película "El Perfume" del director Tom Tykwer.

Justo a la entrada del parque se encuentra la mansión de la familia Desvalls (S.XVIII) de estilo neogótico aunque con varios añadidos mozárabes. 

Palacio Desvalls 



En la entrada del jardín del laberinto hay un relieve de Ariadna y Teseo con la inscripción: Entra, saldrás sin rodeo/el laberinto es sencillo/ no es menester el ovillo/que dio Ariadna a Teseo.




En el centro del laberinto hay una estatua de Eros.


Y después de poner a prueba nuestro sentido de la orientación,  se logra encontrar  la salida y la Gruta de Eco y Narciso con la inscripción: De un ardiente frenesí/ Eco y Narciso abrazados/ fallecen enamorados/ ella de él y él de sí.


Sobre el laberinto se encuentra  el Mirador o Belvedere, donde destacan dos templetes de estilo italiano con estátuas de Dánae y Artemisa y columnas toscanas.





Magníficas fuentes decoradas con relieves que le añaden magia al lugar.






Por unas escaleras se accede al pabellón neoclásico, donde los antiguos dueños, los Marqueses de Llupiá, celebraban actos sociales.



Pabellón neoclásico 

Detrás del pabellón se encuentra un gran estanque y la fuente de la la ninfa Egeria. 

Estanque y pabellón neoclásico 
Fuente de la Ninfa Egeria

Los jardines están rodeados por un extenso bosque de la sierra de Collserola, todo un entorno ideal para perderse y olvidarse del bullicio de la gran ciudad.

Aunque alejado del centro, es de fácil acceso:
Metro (línea 3- Mundet)
Autobús (27,60,73,76,26, B19, N4) 
En coche por la Ronda de Dalt.

Miércoles y domingos, entrada gratuita.



También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers