OHANES, SANTUARIO DE TICES, LAUJAR DE ANDARAX (2014)

20:41


Almería, mayo del 2014

(Entrada dedicada a Carmen Rodríguez y familia con todo cariño y agradecimiento por su buena acogida)

En este breve período primaveral, hemos visitado algunas zonas de la provincia de Almería haciendo centro en Ohanes, un precioso pueblo de la alpujarra almeriense, colgado a 958m de altitud en un privilegiado entorno natural del valle del río Andarax, en pleno Parque de Sierra Nevada.






En las laderas de las montañas que limitan el valle de Ohanes, se aprecian las pequeñas parcelas situadas en terrazas donde antiguamente se cultivaba la famosa uva de parral de Ohanes, que se exportaba a muchas partes del mundo en barriles de madera y serrín, hasta que en la década de los 70  cayó en decadencia. Actualmente son huertos familiares donde se cultivan olivos, almedros, naranjas, limones, uvas, verduras y hortalizas para consumo familiar, generalmente.



El regadío de la zona dispone de un sistema de riego árabe, llamado "Acequia de los Careos", que se basa en el filtrado del agua del deshielo de las altas cumbres de Sierra Nevada y de las escasas lluvias. El agua filtrada vuelve a aflorar más abajo originando una fuente que, a su vez, puede dar lugar a una acequia tradicional de riego. Este agua se distribuye en cantidad y determinados días  entre cada propietario siendo, en alguna ocasión, motivo de controversias.



El casco urbano, de fuertes pendientes, ha sabido conservar una arquitectura típicamente alpujarreña, con casas blancas de cal, pizarra y launa (una arcilla lila del valle que es impermeable).







Vale la pena adentrarse por sus callejones para descubrir sus rincones  y sentir el aroma de las flores y plantas que cubren porches y paredes. 











Los parrales de uva de Ohanes, adornan patios, rincones y proveen de una buena sombra en los días  más cálidos. 




Paredes de pizarra pintadas con cal, calles estrechas y terrados de láuna. La huella morisca se hace patente a cada paso.











En la plaza del Ayuntamiento se sitúa la enorme Iglesia de la Inmaculada de la Concepción (s. XVIII), de estilo neoclásico y  la estatua de bronce del obispo Diego Ventaja. 




La iglesia se eleva en el valle y las campanas repican anunciando los momentos de culto o cualquier acontecimiento notable, a los habitantes del valle.


La gente del pueblo sencilla, amable y acogedora,  está unida en su mayoría por lazos familiares. Primos, hermanos, tíos,... se reúnen en celebraciones, participan en fiestas tradicionales y ofrecen ayuda a los más necesitados.



Los habitantes trabajan sus huertas y muchos transportan sus productos con caballos y mulas.







Por las mañanas, en las calles del pueblo, se oye el reclamo con la llegada de  pescado fresco y otros productos.


 Ohanes cuenta con una zona de nueva construcción en el Barrio Alto, con bonitas casas pero tristemente afectadas por la crisis y  temas de corruptelas. 


Las chimeneas alpujarreñas emergen de los tejados cubiertos con una gruesa capa de launa.


A 5 km de Ohanes, en la carretera provincial que une el municipio con Abla,  se encuentra el Santuario de Tices, construido sobre el solar de una ermita dedicada a San Marcos, entre los años 1800 y 1803. Actualmente está dedicado a la patrona de Ohanes, Ntra. Sra. de la Consolación. De su conservación y limpieza se cuidan con fervor algunos habitantes del pueblo.


La tradición cuenta el origen de la imagen. A mediados del S.XVI, un soldado español que regresaba de las "campañas de Nápoles", llegó a los pagos de Tices, llevando en su mochila una imagen de la Virgen. Sentóse a descansar junto a la Ermita de San Marcos y al tratar de reanudar su camino vio, con asombro, que no podía levantar la mochila que con facilidad había llevado durante su largo viaje. A las voces del soldado acudieron cercanos labradores y pastores  quienes, ante el caso que juzgaron milagroso, determinaron poner la Imagen de la Virgen en la ermita, cosa que pudieron realizar sin dificultad.
Nuestra Señora de Consolación de Tices
Más tarde nos acercamos a  Laujar de Andarax, la última residencia en la Península Ibérica de Boabdil antes de partir a África tras la expulsión de los Reyes Católicos. En la actualidad es el centro neurálgico del Alto Andarax y su industria más floreciente es la del vino.

Justo en la entrada del pueblo, en la bodega de Fuente Victoria, aprovechamos para adquirir  dos buenos vinos de la zona: Talento y  Sulayr y cerca de la plaza del Ayuntamiento,  vino ecológico del Cortijo del Cura.

Mención especial es el denominado "Tetas de la sacristana" un magnífico tinto de Fondón, premiado nacional e internacionalmente.

En la Plaza Mayor de  Laujar de Andarax se encuentra el Ayuntamiento (S.XVIII) de estilo neoclásico y el bar Rodríguez donde tomamos unas magníficas tapas.



Justo detrás de la plaza se alza enorme la Iglesia de la Encarnación, conocida también como la Catedral de la Alpujarra, un edificio de estilo mudéjar que se alza sobre el solar que ocupó anteriormente la mezquita, incendiada con 200 mudéjares refugiados en su interior frente el acoso cristiano, en 1500.


Ubicada en el municipio de Laujar, visitamos la Comunidad Terapéutica "La Quinta"y quedamos maravillados por su buena organización, limpieza y el compromiso de los profesionales que dirigen el centro. 


Situado en medio de la naturaleza, en las estribaciones de Sierra Nevada, cuenta con magníficas instalaciones. 



De vuelta a Ohanes bajamos a la vega donde Carmen, nuestra anfitriona, tiene algunas parcelas y recogemos naranjas y limones. No cargamos demasiado porque la subida es un tanto fatigante.


Y para recuperar fuerzas, la cocina del Mesón de Ohanes nos deleita con unos platos de la gastronomía tradicional: migas, sopa de trigo, plato alpujarreño, caracoles, ... y de postre leche frita y bizcocho de calabaza.  

Se dice que la cocina alpujarreña es la de las tres eses: sencilla, sana y sabrosa. Lo que también es cierto es que deja totalmente satisfecho y un paseo por el merendero Paraje del Carmen nos ayuda a digerir la comida.



Y por la noche...¡ a sufrir con la Copa de Europa!



Cabe destacar que Ohanes,  tras un sistema de gestión medioambiental de eliminación de residuos, prevención de incendios forestales, control de vertidos, contaminación y ahorro de energía, se convirtió en el primer  municipio ecológico de Europa, concediéndosele en 1999 el certificado AENOR por protección del medio ambiente.

El 8 de septiembre es el día de la Virgen de la Consolación de Tices, patrona de Ohanes.


También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers