12. ISLANDIA: LANDMANNALAUGAR

2:10

1 de agosto 2013
Cuando organizábamos el circuito por Islandia, leímos en algunos blogs como reiteradamente recomendaban la excursión a Landmannalaugar, una región cerca del volcán Hekla, a la que sólo se puede acceder con vehículos especiales y 4x4.


Como nosotros alquilamos un turismo, contratamos la visita con la agencia  Boreal Travel.

Hace un día espléndido, a las  8 de la mañana un  autobús nos recoge al lado del alojamiento, somos un grupo de unas 15 personas.
Partimos de Reikiavik, a través de las fértiles tierras agrícolas del sur de Islandia y, antes de entrar en el valle, nos avisan de que haremos una única parada en una gasolinera/bar. Continuamos  por la ruta 32 y llegamos a Hjalpassfoss, una hermosa cascada doble, situada cerca del Monte Hekla y punto de unión de los ríos Fossá y Pjórsá. 

Esta cascada, aunque no es de las más altas,  tiene un caudal  bastante potente y un entorno verde precioso. Su nombre significa "ayuda" en islandés, por ser la primera señal de vegetación en el valle cuando se viene de cruzar las Highlands. 







Cerca de las cataratas visitamos Þjóðelvisbærinn Stöng,  una granja vikinga reconstruída que era la mayor de  la zona. Allí se reunían los habitantes para calentarse mientras hacían sus tareas y pasaban el tiempo contando historias, recitando poemas y jugando.





En el  largo vestíbulo o hall, el espacio de  hombres y  mujeres estaba separado por medio de una pared de madera, cuyas marcas aún pueden verse. 


En la parte interior del hall, junto al comedor trabajaban la mujeres, los hombres en la zona cercana a la salida.  Grandes plataformas de madera, se extendían a lo largo de toda la estancia,  en ellas se sentaban para trabajar durante el día y para dormir por la noche .



Terminada la visita, continuamos adentrándonos en el hermoso y espectacular paisaje de Landmannaluger, un área  montañosa, esculpida por la actividad geotérmica y formada por volcanes, campos de lava, montes de extraños colores, largos valles de fondo arenoso e infinidad de ríos y lagos.







  

Como curiosidad, Islandia es uno de los  países más volcánicos del planeta, con más de 200 volcanes, muchos de ellos activos.




Paramos para ver de cerca  el lago formado en el cráter Ljótipollur, que a pesar de que su nombre significa "lago feo", es de un el bonito color azúl. Se formó en  1477,  después de una explosión volcánica y es de gran profundidad. 







Después de vadear algún de río,  por un camino de gravilla, llegamos a la base desde donde salen la mayoría de las rutas senderismo. Aparcamos en una enorme zona de acampada llena de tiendas, un refugio y diversos tipos de servicios. 







Landmannalaugar es sólo una pequeña parte de la Reserva Natural, pero tiene un especialísimo interés geológico y sobre todo una belleza paisajística excepcional, con un panorama con diversidad de formas y colores.  


Después de comer, el guía del bus nos acompaña para realizar un recorrido circular, que iniciamos  por la garganta de Graenagil,  una hermosa zona.


El sendero, bastante concurrido, va ascendiendo hasta la base del Brennisteinsalda.









Brebbisteinsalda







En la base del Brennisteinsalda nos acercamos a las solfaratas, con su característico olor a huevo podrido, consecuencia del azufre. 



 A continuación atravesamos Laugarhraun, el gran campo de lava. Todo un recorrido con espléndidas panorámicas.

Vista del Brebbisteinsalda desde el Laugarhraun.







Desde aquí divisamos las  coloridas montañas riolíticas de Bláhnúkur, un pico volcánico que alcanza una altura de 945 m  sobre el nivel del mar.









Empezamos a descender, otros senderos marcan la ruta para llegar a Bláhnúkur, que nos hubiera gustado realizar.



De regreso al área de acampada, nos acercamos a una zona de baño caliente, donde confluyen dos corrientes: la de agua fría procedente de la nieve y la de agua hirviente que mana bajo el campo de lava.  Un multitud de turistas disfrutan y se toman un relax,  lástima que nosotros no tengamos tiempo. Yo me quedo con las ganas.



 
Ya en ruta, hacemos una parada final para  la vista del gigante y legendario Hekla, el más famoso y activo volcán, que antiguamente se creía que era la entrada al infierno. 
Hekla es uno de los volcanes más temidos y peligrosos de todo el país. Ha entrado en erupción unas 20 veces (una por cada diez años) la última erupción fue  el 26 de febrero 2000 por lo que se esperaba que la siguiente sería en el 2010.
Su nombre significa "encapuchado" porque dicen que es raro verlo despejado, pero hoy las nubes están lejos y podemos divisarlo bien.


Llegamos a Reykjavik, muy satisfechos,  alrededor de las 19.30h. La excursión ha valido la pena.
Un rato de relax, una cena casera y a dormir.























También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers