2. ISLANDIA: CIRCULO DORADO

23:32

22 de julio 2013 

Para hoy tenemos programado la visita al Círculo Dorado, una de las atracciones turísticas más frecuentadas de Islandia, donde se pueden ver varias maravillas muy cercanas entre sí y a pocas horas de Reykjavik.
Iniciamos el circuito con la visita al Parque Nacional Pingvellir  (a unos 50 km), declarado Patrimonio Mundial de la Unesco. Un lugar de gran importancia histórica ya que en el año 930 los vikingos instauraron el primer parlamento democrático del mundo o Alpingi. Aquí se celebraban asambleas, se decidían las disputas y se castigaba a los acusados. 
Pero además de esto, es una zona de gran interés geológico porque es donde se encuentra la gigantesca grieta, de 7km de longitud, causada por la separación de las placas tectónicas euroasiática y norteamearicana. Los continentes se separan entre 1-10 milímetros al año y es una zona con bastantes movimientos sísmicos.
Aparcamos el coche en el parking del centro de visitantes y nos asomamos al mirador de Hakio que ofrece magníficas vistas de todo el valle.



























Seguimos por la ruta de senderismo que se interna en la gran falla Almannagjà y que asciende hasta el Barranco de Todos los Hombres, un anfiteatro natural que era el lugar en donde se reunía el Alping o parlamento islandés en la antigüedad. Desde este montículo los oradores exponían los temas a debate del parlamento y desde la planicie los representantes  del pueblo discutían y aprobaban las leyes.


El sendero es precioso, muy verde y con muchas flores que crecen a lo largo de los altos muros de la falla.
 

Pronto se llega a la catarata de Oxarárfoss,  formada de la  precipitación del rio Oxarà  por el borde de la falla. 
 


Al llegar a la gran planicie de Pingvellir,  nos internamos por un sendero  hasta llegar a otra zona de  fallas más pequeñas pero no menos impresionantes y que no están tan transitadas .





En este punto y después de este magnífico paseo, retrocedemos el sendero y abandonamos esta zona hacia la siguiente visita.
Y pasamos por valles donde la naturaleza nos hace sentirnos hormiguitas.

 


La siguiente visita imprescindible del Círculo Dorado es la zona Geyser, una de las pocas palabras islandesas que han sido exportadas al mundo y que significa "fuente termal que erupciona periódicamente expulsando una columna caliente de vapor de agua".
Es una zona de pozas de agua hirviendo y fisuras humeantes, que desprenden olor a azufre.


El Gran Geiser está dormido pero su hermano pequeño Strokkur, que es lo más impresionante que se puede ver allí, expulsa agua cada 5 min, aproximadamente, a una altura de 20m.
¡Y allí estamos todos los turistas! rodeando una zona acordonada, con las cámaras a punto,  para captar el momento en que, con gran estruendo, este fenómeno físico, surge con una gran burbuja azúl y expulsa con fuerza el agua de las entrañas,
Es una acción rápida de la que quedamos tan impresionados, que esperamos para repetir y poder captar alguna instantánea.



La última de las visitas imprescindible del Círculo Dorado es la Catarata de Gullfoss, una de las más impresionantes del país.
Se deja el coche en un parking y hay que bajar unas escaleras hasta llegar a un mirador.

 

Es impresionante, la catarata cae en dos saltos (11 y 21 m) en una grieta de 32 m de profundidad, con un caudal medio de 140 m3  por segundo. Nos podemos acercar a ella por un sendero, que la fuerza del agua moja como una pequeña lluvia, lo que además provoca un arco iris contínuo.
Hay también un mirador superior con otra espectacular perspectiva y desde donde se aprecia la grieta por donde desaparece la segunda catarata.



Con estas tres visitas damos por finalizado el Círculo Dorado y nos dirigimos al Sur, a la guesthouse de Fljotshlid donde hemos reservado habitación.
Cuando llegamos a Hvolsvollur, dejamos la ring road y nos adentrarnos en un zona donde los caballos y las ovejas pastan tranquilamente.

La habitación es sencilla pero agradable y con una bonita vista. El baño compartido, que es lo que más nos preocupaba, está muy limpio (hay varios) y las estancias comunes muy correctas. Todo muy nuevo  y  de Ikea. 

Nos aconsejan la visita a unas cataratas que están muy próximas y, como el día es largo, aprovechamos para acercarnos. 
Pasamos por prados verdes, preciosos y salpicados de flores y llegamos a la catarata  Porsteinslundur. En la planicie hay un busto que commemora al gran poeta islandes Thorsteinn Erlingsson.



 La segunda catarata es Gluggafoss, muy curiosa porque el agua sale de un agujero (glugga) a través de una pared de roca. Antiguamente,  el agua de la catarata se introducía en un tunel vertical  que desapareció a consecuencia de la erupció el volcán Helka en 1947 .



Volvemos a la guesthouse y después de una sencilla cena, nos vamos a dormir.

También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers