4. VAL DI FUNES (IGLª. STA. MAGDALENA)

9:22


Desde Canazei  nos desplazamos al Val di Funes para llegar hasta la iglesia de Sta. Magdalena,  tantas veces fotografiada y otro de nuestros objetivos del viaje. Llegamos hasta Bressanove y regresamos a Canazei por el Val d'Ega, visitando el maravilloso lago Carezza.








4º día - HACIA EL VAL DI FUNES


Hoy hemos decidido alargar nuestro recorrido hasta el Val di Funes. Estamos impacientes por conocer la zona donde se sitúa la iglesia de Santa Magdalena /St. Maddalena (a 58,8 km de Canazei), que en tantos reportajes de los Dolomitas hemos visto y que es otro de los objetivos que nos marcamos en este viaje.

Partiendo de Canazei (1465 m de altura ) tomamos la carretera SS242 (Strada Statale) que lleva al Passo di Sella (Sellajoch) ascendiendo 758 m de altura durante 11,4 km, lo que la convierte en un lugar de culto para motoristas y especialmente ciclistas. Pasa por aquí el famoso circuito del Giro de Italia.



Gruppo di Sella


 Los paisajes son magníficos.




En las carreteras de montaña las curvas están numeradas. 





Un poquito antes de llegar al Passo di Sella emergen las espectaculares cumbres de la cordillera de Sassolungo (3.181m), uno de los picos más altos de los Dolomitas.




Llegamos al Passo di Sella (2.244m), que separa el macizo de Sassolungo con el Gruppo di Sella.



Continuamos la carretera descendiendo por  el Val di Gárdena/ Alpe di Siusi, una de las estaciones de esquí más importantes de los Dolomitas, con un total de 175 km de pistas. Aquí se encuentra el moderno teleférico Alpe di Siusi, con una capacidad para subir 4000 personas por hora hasta los 2000m, punto de inicio de muchas excursiones.






A la altura de Ortisei, capital del Gárdena,  encontramos un gran atasco y decidimos pasar de largo sin visitar el municipio. Los carteles están anunciados en los tres idiomas: Alemán, ladino e italiano pero es el alemán el que más se habla en esta zona, a pesar de ser Italia.


Unos kilómetros más adelante,  nos desviamos por la SS242d  y paramos a tomar algo en el pueblo de Lajen/Laion,  situado sobre un altiplano sobre los 1.100m y que pertenece a la provincia de Bolzano.


Un pueblo muy tranquilo, muy limpio y cuidado.


Junto a la iglesia se sitúa el pequeño cementerio local que, como en todo el valle, nos llama la atención por lo bien cuidados que están. Cada cruz con sus parterre de flores y  ninguna que carece de ellas.



Vemos a la gente del pueblo con los vestidos tradicionales tiroleses.









De Laion llegamos hasta Gufidaun/Gudon y allí nos desviamos por una estrecha carretera de tan sólo 24 km, que lleva a las aldeas de Tiso, San Pietro y Santa Magdalena/ Sta. Maddalena, ya en el Val di Funes.

Gufidaun/Gudon

La carretera de una sola dirección se desliza por un precioso paisaje, entre hermosos y verdes valles y pequeños núcleos de granjas donde es reconocida la alta calidad de los productos lácticos, también de sus manzanas y de sus vinos.







Atravesamos  la aldea de Santa Magdalena y nos dirigimos a la iglesia, que está indicada. Visitamos su interior y el pequeño cementerio.









Pero para localizar la imagen que veníamos buscando nos desplazamos hasta la colina opuesta. ¡Y allí la tenemos!.


 ¿Se puede superar tanta belleza?.



Un banco estratégicamente situado permite disfrutar tranquilamente de la vista y así lo hacemos.. Estamos solos con la maravillosa vista del valle y no tenemos prisa por marchar. La imagen y la paz inmensa de este lugar es de las más bellas que recordamos y sólo por eso ya vale la pena haber llegado hasta allí.



Como tenemos casi toda la tarde por delante,  aunque nos alejamos de Canazei y no lo teníamos programado para este día, decidimos llegar hasta Bressanove (Brixen).  La culpa es de estos paisajes que nos embriagan.


BRESSANOVE

Es la ciudad más antigua del Tirol del Sur, pertenece a la provincia de Bolzano y como en el resto de la región, la mayoría de la población habla alemán.

La ciudad está situada en un valle atravesado por el río Isarco, la zona donde se encuentran las viñas más septentrionales de Italia. 

En la Edad Media era un centro religioso muy importante de la zona alpina y miles de peregrinos acudían a su catedral, que adquirió un gran poder poder político y religioso, como  refleja su bello patrimonio artístico y cultural.


Es una ciudad preciosa y tranquila, que vale la pena visitar.




En la Plaza del Duomo se encuentran la Catedral de Santa María de la Asunción y San Cassiano, el Palacio Obispal y el Ayuntamiento, concentrando aquí el poder religioso y político.


    Catedral de Santa María de la Asunción y San Cassiano.




   Ayuntamiento

Es especialmente interesante visitar el claustro de la catedral, que conserva unos maravillosos frescos realizados entre los siglos XIV y XV.

                             Claustro de la Catedral











El río Isarco separa la ciudad en dos partes. 



Muchas de las fachadas están decoradas con frescos o estucos.




Desde Bressanove tomamos dirección Bolzano y nos desviamos por la carretera SS241, en dirección a Poza di Fasa, recorriendo el Val d' Ega y llegando al lago Carezza.

LAGO DI CAREZZA

El Lago Carezza es uno de los más hermosos lagos de la zona de los Dolomitas. Es también conocido como "Lec de ergobando", o Lago del Arco Iris, debido a la forma en que la luz y el paisaje de alrededor refleja su color en la superficie de las aguas.

La Leyenda

Las historias locales y tradiciones del pueblo Ladino de la región hablan de una hermosa ninfa del agua que vivió en el Lago Carezza. Un día, mientras estaba sentada en la orilla del lago, inclinada sobre su pelo y cantando en voz baja, un hechicero llamado Masare quedó inmediatamente fascinado por su belleza y su voz y decidió hacerla suya.

Después de muchos intentos fallidos de secuestrarla, se dirigió a la bruja Langwerda en busca de ayuda, que le sugirió que se vistiese como un joyero y creara un arco iris arqueado que fuese desde Rosengarten a Latemar y cuando la ninfa se distrajera por la hermosa creación,  podría capturarla. Siguiendo el consejo de la bruja, el hechicero creó el arco iris y la ninfa emergió maravillada pero él había olvidado su disfraz y la ninfa lo reconoció de inmediato,  escapando de su trampa y no volviendo a aparecer nunca más en el lago. El hechicero, completamente angustiado rompió el arco iris en un millón de pedazos que cayó en el lago. Se dice que es la razón por la cual el Lago de Carezza todavía está lleno de los colores brillantes del arco iris.

En verdad, los muchos colores del lago Carezza no son más que el reflejo de los colores y de la belleza del entorno natural - los bosques de hoja perenne, paredes de roca y el cielo. 


Caminamos por un  pequeño sendero que bordea el lago.  La belleza y serenidad de este lugar nos fascinó. 


Eran casi las 20h y, ante la incerteza de llegar a tiempo a Canazei, nos quedamos en un restaurante de Vigo di Fassa a cenar. Desde allí tan sólo a 12 km nos desplazamos a nuestro alojamiento para reponer fuerzas y prepararnos para el nuevo día.


También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers