SALTA

16:45



Nos alojamos en la ciudad de Salta, situada al Norte de Argentina, una buena base para explorar la provincia homónima, cuyo territorio multicolor abarca una gran variedad de paisajes, desde la aridez del desierto, al verde exuberante de la selva. Desde allí visitamos Cachi y Humahuaca .








27 de octubre. SALTA.

Salimos del aeropuerto de Iguazú a las 8:05 y llegamos a Buenos Aires a las 10:00, para conectar con el vuelo que salía a las 13:00 con destino a Salta, donde aterrizamos a las 15:20.

Del aeropuerto al centro de Salta, hay  9km. y un taxi nos cobró 17 pesos para llevarnos al Hotel Wilson, un alojamiento muy bien situado. También hay la opción de tomar el colectivo de la empresa Saeta, que hace el recorrido denominado "corredor 8 A". La parada está a la entrada del aeropuerto, deja en pleno centro y no cuesta más de 2 o 4 pesos, pero es lento porque recorre muchos barrios hasta llegar.

Después de dejar las maletas en el hotel, nos pusimos en contacto con Olga (a la que sólo conocíamos por wasap, a través de un amigo) que nos había reservado dos excursiones en una, de las muchas, agencias que hay en el centro urbano. Habíamos dudado en alquilar un coche pero, dado que disponíamos de pocos días, nos aconsejaron mejor esta opción.

La agencia (www.turismolaposada.com) ofertaba algunos paquetes de excursiones a buen precio, con pago en efectivo. Elegimos la Promoción Cultura:

Cachi + Humahuaca ( 2 excursiones, dos días, 910 pesos por persona), que realizaríamos los próximos días.

Terminada la gestión, Olga se fue a trabajar y nosotros dedicamos el resto de la tarde a visitar la ciudad.

Salta la Linda (la llaman así, precisamente porque salta en cacan significaba linda, en el idioma antiguo), es la capital del municipio de Salta. Está ubicada en el Norte de Argentina, al pie de la Cordillera de los Andes. Su nombre es de origen indígena y fue fundada por el español Hernando de Lerma, en 1582. Hacia la década de 1890, con la llegada ferrocarril y la llegada de numerosos inmigrantes europeos, la economía local adquirió nuevo vigor pero, en 1991, tras la privatización ferroviaria de Argentina, realizada por Carlos Menem, la mayoría de estas líneas dejaron de prestar servicios de pasajeros y, actualmente, sólo funcionan unos pocos trenes de carga a Buenos Aires y el famoso Tren de las Nubes que va hasta el Viaducto de las Polvorillas, con fines turísticos. 

El mayor atractivo de Salta se concentra en el casco antiguo. En torno a la Plaza 9 de Julio se sitúan la catedral, el cabildo, el centro cultural y otros  bellos edificios que conservan el espíritu colonial, enmarcados por las montañas circundantes. Hay un teleférico que sube al Cerro de San Bernardo desde el que se obtiene una vista panorámica de la ciudad.



El edificio de la Casa de Gobierno, construido en 1913, sirvió de sede central al Gobierno provincial. En la actualidad acoge la Casa Cultural América.


Al lado de la Casa de Gobierno, se encuentra el Museo Arqueológico de Alta Montaña, es pequeñito, pero bien montado. Está dedicado a la cultura inca y, entre sus curiosidades, se encuentran tres momias de La Niña del Rayo, El Niño y La Doncella y los 146 objetos que componían su ajuar. Se trata de unos niños ofrecidos en sacrificio en las cumbres de los Andes, a 6780 m y a -20 grados, hace más de 500 años, que fueron hallados en 1999.

En nuestra visita sólo estaba expuesta La Niña del Rayo y nos impresionó por su buena conservación. Sentada, con las manos semiabiertas apoyadas sobre sus piernas y la cabeza deformada, intencionadamente, en forma cónica, signo de belleza y jerarquía. Estudios realizados posteriormente revelaron que tenía alrededor de 6 años de edad. La entrada al museo cuesta 100 pesos (6 euros).

La Catedral Basílica, es un bello edificio de estilo neoclásica con reminiscencias barrocas, que se levantó en 1882 para el tercer centenario de la ciudad. En su interior alberga el Panteón de las Glorias del Norte que guarda los restos de varios héroes, de la historia nacional. Fue declarada Monumento histórico en 1947. En el interior se venera al Cristo Crucificado y a la Virgen del Milagro.




El Cabildo, sede de las autoridades desde el año 1626 hasta el año 1888, es el edificio colonial más antiguo que se conserva en la ciudad. En su interior alberga el Museo Histórico del Norte, en la planta baja, y el Museo Colonial y de Bellas Artes, en la planta alta. Fue declarada Monumento histórico Nacional en 1937.


La Plaza 9 de julio es el punto principal de la ciudad, donde la vida de los salteños se mezcla con el ambiente de los turistas, por ser el lugar donde se encuentran algunas de las visitas más importante a realizar.  Está rodeada de numerosos cafés, heladerías, restaurantes y tiene una gran zona verde en el centro, con mucho ambiente popular, especialmente, por la tarde, cuando se juntan grupos de jóvenes, familias y mamás con niños. Es el lugar donde se resume la vida social de la población y por donde pasan los actos más importantes: procesiones, manifestaciones, actos de cultura popular. Los fines de semana, por las noches, se reúnen grupos musicales.


Una familia de gauchos pasea por la plaza.


Es una bonita plaza que, en esa época, tenía las jacarandás en su máximo esplendor y  la embellecían con sus flores lilas.

https://goo.gl/maps/Kppm3zfB2LP2


A dos manzanas de la Plaza 9 de Julio se alza la Iglesia de San Francisco, una de las más bellas de la ciudad, erigida entre lo siglos XVIII y XIX con un exuberante estilo neoclásico italiano. Sus imágenes de Nuestra Señora de las Nieves y San Pedro de Alcántara se atribuyen al escultor español Alonso Cano.




La ciudad de Salta nos llamó la atención por su gran cantidad de iglesias, muchas de ellas, de gran valor arquitectónico. A pocas cuadras de la plaza, en la esquina de calles San Juan y Alberdi, merece también visitarse La Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria de la Viña, un edificio inaugurado en 1886, en un paraje donde se plantaron las primera cepas de vid (de ahí su nombre), con hermosos colores y diseño, que recientemente había sido restaurada.





En las calles cercanas a la plaza, se ubican algunos vendedores ambulantes con carros de frutas, golosinas, pastas, ...



De noche, fuimos a cenar al restaurante Café del Tiempo que nos aconsejó Olga. Un lugar muy lindo, ambientado con objetos antiguos, aunque se demoraron mucho en servirnos. La comida estuvo bien aunque no barata. 


Discos de vinilo como bajoplatos


Por la noche hay bandas de música popular pero empezaban muy tarde y, como estábamos muy cansados, nos fuimos a dormir. Al día siguiente teníamos que madrugar para el tour de Cachi, en la provincia de Salta.


También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers