EL CONGOST DE MONT-REBEI (sept. 2015)

20:45

Camino natural de Montfalcó al Congost de Mont-rebei


El Congost de Mont-rebei es un paraje que se localiza entre las provincias de Huesca y de Lérida (comarcas de la Ribagorza y el Pallars Jussà).  Por un estrecho recorrido, el cauce del  río Noguera Ribagorzana  atraviesa la sierra del Montsec, primera gran formación del Pre-pirineo, creando un impresionante desfiladero que separa las comunidades de Cataluña y Aragón de forma natural. 

La ruta de senderismo es de unos 8 km, con  muchos desniveles y algunos tramos de cierta dificultad. Para facilitarnos el recorrido, contactamos con un taxi que nos acompañó hasta el parking de la Masieta, situado en el acceso del congost de Mont-rebei (a 7Km de Puente de Montañana. Lleida), donde dejamos nuestro coche, y nos trasladó hasta el albergue de Monfalcó (Huesca), al otro extremo del congost, para iniciar la ruta andando hasta el parking donde habíamos dejado el coche. De esta forma, hicimos sólo el camino de ida y nos ahorramos el retorno. (Parking: 4 euros por  día. Taxi: 55 euros en un vehículo de 9 plazas). 


Inicio del camino de Montfalcó a Mont-rebei desde el Albergue.


Albergue de Montfalcó
Empezamos la ruta visitando la ermita de Santa Quiteria y San Bonifacio, situada a 10 min. del albergue, a la que se accede por un camino de frondosa vegetación.



La ermita de modestas dimensiones presenta una planta de nave única y trazado algo irregular, algo que indudablemente viene condicionado por el posicionamiento físico al que le obliga la roca sobre la que se asienta. 

Una joya del románico aragonés encaramada sobre una cresta rocosa que desafía al vacío, actuando como un balcón natural. Desde aquí obtenemos espectaculares panorámicas del congost de Mont-rebei y Canelles.






El congost de Mont-rebei y el pantano de Canelles desde la ermita

Descendemos de la ermita y tomamos la senda indicada hacia el congost, que desciende a la izquierda del albergue, hasta llegar a la Fuente de Montfalcó para continuar descendiendo entre frondosos bosques de vegetación mediterránea.






Tras un largo camino llegamos al primer tramo de pasarelas que, ancladas en la roca, suben  zigzagueando para superar un paredón y nos desafían desde lo alto. Los peldaños son minúsculos y la altura de más de  50 m  es vertiginosa. Resulta más complicado bajarlas que subirlas porque los tramos son muy estrechos y hasta dificultan el paso de dos personas a la vez. Afortunadamente, nosotros, las tenemos siempre de subida.


Desde la parte superior se accede al segundo tramo de escaleras donde se obtiene una magnífica perspectiva  del congost y del embalse de Canelles.




Panorámica de las escaleras. 
Seguimos con un descenso que nos lleva hasta el puente Puente colgante, de 35m., que cruza el Congost del Seguer. 




Pasado el puente y, ya en el lado catalán, seguimos por el sendero de la izquierda, marcado como "La Masieta por GR-1, Parking a 4Km", que lleva al Desfiladero de Mont-Rebei, dejando a la derecha el camino "La Pertusa-Corçá por GR-1, 5Km", donde está una zona de ferratas; el camino por el que venimos está marcado como "Montfalcó 4Km".






Superando un nuevo y largo tramo de desniveles, llegamos al camino tallado en la pared de roca que permite recorrer el espectacular congost. 



El paso es espectacular e impresionante por su paisaje y por sus dimensiones. En algunos puntos del recorrido la anchura de esta frontera vertiginosa se reduce a los 20 metros de lado a lado, mientras que en otros las paredes verticales se elevan hasta los 500 metros de altitud. 


En los puntos más vertiginosos del sendero tallado en la roca se han dispuesto pasamanos que dan más seguridad a los viandantes y bancos de madera dispuestos a modo de miradores, anclados sobre el precipicio. El camino, de unos 2 Km, se talla en la compacta roca caliza, llegando a horadarla por medio en un túnel. El camino se recorre tranquilamente en media hora.

A medio camino está la subida a una cueva, que empieza por una canaleta con unas clavijas. La cueva sólo es una curiosidad sin especial interés, al carecer de profundidad.




Finalizado el camino excavado, seguimos hasta llegar al Puente colgante del Barranco de Sant Jaume, situado cuarenta metros por encima del río. 



Cruzado el puente, continúa el camino hasta encontrar el aparcamiento en la zona de la Masieta, donde recuperamos nuestro coche y finalizamos la ruta.



Inicio de la ruta a Mont-rebei desde la ermita de la Pertusa .

Otra alternativa de acceso al Congost de Mont-rebei es por la ermita de la Pertusa, entrando por Áger (Lleida), aunque supone una caminata de 5Km hasta el camino de las pasarelas (como se indicaba antes en la conexión del camino con el GR-1). Nosotros iniciamos un día esta ruta pero no la finalizamos porque se nos hizo muy pesada, dejando el congost pendiente aunque, eso sí, sólo por ver la ermita de La Mare de Deu de la Pertusa, encaramada en un paraje absolutamente espectacular con el embalse de Canelles (rio Noguera Ribagorzana), ya vale la pena llegar hasta allí.






Desde la ermita de la Pertusa: al fondo el Congost de Montrobei, Sierra del Montsec, Pre Pirineos. 


Y para recuperar fuerzas,  una coca de recapte de Balaguer, regalo de nuestra amiga Sara. ¡Ñam, ñam, qué buena!!!.


Con la ruta realizada, terminamos la excursión muy satisfechos y habiendo disfrutado de unos magníficos días y un paraje espectacular.

Quieres ver más, pues aquí tienes un vídeo:    https://vimeo.com/143268874

También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers