9. DEATH VALLEY O VALLE DE LA MUERTE

22:59



Cruzamos Death Valley o Valle de la Muerte el punto más caluroso y bajo de Norteamérica.












Miércoles, 1 agosto

Madrugamos y a las 6.45 cogemos rumbo hacia Mamonth Lakes, a 500 km. De camino queremos visitar el Parque Nacional Death Valley o Valle de la Muerte, una cuenca situada por debajo del nivel del mar, a unas 130 millas de Las Vegas que forma parte del Desierto de Mojave y es el lugar más bajo, seco y caluroso de Norteamérica.

Recibe su nombre por la cantidad de exploradores que entraban durante la fiebre del oro, camino a California y se perdían en el camino. Pero, principalmente, fue un centro de extracción de bórax, utilizado en la fabricación de jabones, desinfectantes y pesticidas, entre otros.



Nuestra primera parada la hacemos en el mirador de Zabriskie Point, un lugar fantástico con vistas increíbles del parque. Es de fácil acceso porque está en la carretera, a 5 min subiendo una pequeña colina. 




Llegamos a Furnace Creek, que es el centro de visitantes y pasamos al parque sin que nadie nos pida el Annual Pass, que también convalida el acceso. Antes ponemos gasolina, que pagamos más cara porque desde Shoshone no había ninguna más y es importante entrar al parque con el depósito lleno. Nos dan un mapa.

La gasolina se mide por galones (un galón son 3,8 l). En estos días en California la super vale 3,89€ , en Utha 3,47€, en Arizona 3,35€ y en Death Valley 5,35€. 

A las 11h paramos en Natural Bridge Canyon que, como su nombre indica, tiene un puente natural al que se accede después de 15 min andando desde el área del parking.

Empieza a hacer mucho calor.



Badwater es una salina creada por la desecación de un lago inmenso, el Lake Manly, que cubría todo el valle hace 2000 a 3000 años.

Es el punto más caluroso y bajo de Norteamérica y está situado a 86 metros bajo el nivel del mar. En esta zona, el 23 de julio del 2006, se alcanzó los 58,1 °C siendo el récord absoluto de calor en el mundo hasta el día de hoy.

En estos momentos, a las 12h, el termómetro marca 118ºF (48ºC). Y es extraño, parece que ha llovido porque hay charcos en el suelo.




A continuación llegamos hasta Devils Golf Course, una extensa salina y grava en pleno desierto.

El viento ha esculpido grandes agujeros rugosos "haciendo que sólo el diablo pueda jugar al golf", de ahí su nombre. Es muy curioso de ver.

Son las 12.45 y estamos a 42º. Nos cruzamos con otro vehículo que nos salpica con un charco y deja nuestro coche cubierto de sal. 



Nos desviamos de la ruta 178, a Artist Palette, una carretera de sentido único que sube hasta llegar al profundo cañón de las Montañas Negras, de origen volcánico, cuyos pigmentos han dado origen a la paleta de colores: rojo, amarillo y naranja debidos al hierro, el verde a la mica y el púrpura al manganeso.



Son las 13.18 y estamos de vuelta en Furnake. Vamos dirección Stovepipe y a las 14h llegamos a las Dunes Wiew.

Dejamos el coche y nos adentramos en las dunas del desierto pero, es tal el calor que hace, que justo andamos un poquito y nos volvemos. La arena quema tanto que hasta traspasa la suela de mis bambas.

Abandonamos Death Valey camino de la civilización pero ha valido la pena conocer esta zona.



Paramos a repostar en el primer desvío, pasados unos 150 km. La gasolina ha bajado a 3.95 el galón.

Nuestro próximo destino, a 171 km, es Mammonth Lakes, una ciudad de estaciones de esquí rodeada de bellos bosques que contrasta con este paisaje que abandonamos.



También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers