RUTA POR EXTREMADURA

1:23

 EXTREMADURA (mayo 2013)

Extremadura nos sorprendió con sus grandes contrastes, sus paisajes diversos y su riqueza cultural.   Teniendo en cuenta que todos los pueblos y culturas que han pasado por la Península Ibérica han dejado huella en esta región, su gran patrimonio artístico y monumental bien conservado y su entorno natural, transporta con facilidad a épocas lejanas. 

Iniciamos nuestro viaje con un vuelo Barcelona/Madrid y desde la capital emprendimos la ruta en coche de alquiler, que interrumpimos para visitar Ávila, la ciudad amurallada. (Madrid-Ávila 120 km).

Como en Ávila lloviznaba un poco y hacía mucho frío, nos limitamos a dar un breve paseo por sus murallas, perfectamente conservadas y declaradas Patrimonio de la Humanidad, nos introducimos en el casco antiguo y visitamos la catedral.

ÁVILA







Nuestra ruta por Extremadura la planificamos, centrándonos básicamente en la provincia de Cáceres, de la siguiente  manera:

. Plasencia (2 noches) :  Las Hurdes, La Vera y el Valle del Jerte.
. Cáceres  (2 noches): Mérida (Badajoz), Garrovillas, Parque Nacional de Monfragüe,                                                   Alcántara
. Trujillo (1 noche)
. Guadalupe (1 noche): Sierra de Villuercas.

Desde Ávila entramos a la provincia de Cáceres por el Valle de Ambroz y paramos en la localidad de Hervás y Segura del Toro.   


VALLE DE AMBROZ
Una bella comarca, atravesada por el río Ambroz, con un paisaje natural privilegiado.


HERVÁS
Localidad que perteneció al Señorío de Béjar y llegó a ser territorio de la Orden del Temple. Su bello y atractivo barrio judío está declarado Conjunto Histórico Artístico.






SEGURA DEL TORO
Es el pueblo más antiguo de la comarca, de origen vetón. Adquiere su nombre por la escultura que está en su Plaza Mayor,  un toro de piedra del siglo VI a.C., copia del original "verraco de los vetones" que se encuentra en el museo de Cáceres.

Desde aquí se puede hacer la ruta de los Castaños del Temblar, una zona donde se encuentran 5 castaños centenarios que tienen nombre propio: Hondonero (700 años), Retorcío (500 años) , Bronco, Menuero y Del Arroyo (800 años). Son 2km de ida y otros tantos de vuelta por un sendero que va ascendiendo por la montaña pero nos faltó tiempo para acceder.



PLASENCIA ( Ávila - Plasencia 162km) 
Capital del Valle del Jerte, declarada Conjunto Histórico de Interés Cultural. Su Plaza Mayor, centro neurálgico de la ciudad, aún conserva el aire medieval con viejas casonas porticadas. En la torre del Ayuntamiento vemos al popular abuelo Mayorga que marca el paso del tiempo con sus golpes de campana. 

Destacan sus murallas y sus puertas, recuerdos eternos del poder que tuvo la nobleza y el clero en esta ciudad que fundó Alfonso VIII. Digna de visitar  es su catedral inacabada, con las magnífica sillería del coro. 

En la plaza Mayor hay buenos sitios para comer como la Pitarra del Gordo, restaurante El Español, ... embutidos, jamones y buenos vinos hacen honor a esta comarca.










Desde Plasencia accedemos a la carretera EX-204  hasta RIOMALO DE ABAJO, para llegar al meandro formado por el río Alagón. La ruta transciende por una pista forestal de fácil acceso, que se adentra en un paraje natural  entre flores de jara, brezos y cantuesos.




MEANDRO DEL MELERO
Siguiendo la pista de tierra llegamos hasta a un mirador con una vista espectacular sobre el meandro, que es la curva pronunciada realizada por el curso del río Alagón. Una panorámica que unida a las vistas de la sierra de Bejar en la lejanía,  hacen de este punto un lugar mágico.


COMARCA DE LA VERA
Desde Plasencia cogemos la carretera EX-203, para visitar la comarca de la Vera con sus pequeñas poblaciones repletas de conjuntos de interés histórico-artístico y rincones naturales que ofrecen un paisaje único e inolvidable. 

En esta zona se observa un tipo de arquitectura popular, judeo-medieval, con casas con balcones, entramados y frecuentes soportales, construidas de adobe, piedra y madera que mantienen su estructura original.

La economía de la comarca es agrícola y ganadera en un 80%. Uno de los productos típicos de La Vera es el pimentón, que se deja secar para ser molido y obtener el llamado "oro rojo" que posee su propia Denominación de  Origen. 


JARAIZ DE LA VERA
Es el municipio de mayor tamaño de toda la comarca de la Vera. Su casco antiguo tiene un urbanismo netamente medieval. 


Su curiosa plaza Mayor, emplazada en un terrero en pendiente,  está dividida en dos partes. En el nivel superior se encontraba el castillo árabe; en el bajo está el palacete del obispo Manzano. 

Posee además varias iglesias de interés, como la iglesia de Santa María de Gracia (s.XV) declarada Monumento Artístico (bonito retablo churriguesco) y la iglesia de San Miguel (interesante retablo rococo).




PASARÓN DE LA VERA
Declarado Conjunto de Interés-Artístico en 1998. Cuenta con varios monumentos significativos como son la iglesia de San Salvador (s.XV) con interesantes retablos barrocos, el palacio de los Condes de Osorno (s.XVI) con una bella galería y espectaculares chimeneas y tres ermitas, entre ellas la de Ntra. Sra. de la Blanca, un verdadero santuario comarcal. 

La plaza de España rodeada de arquitectura popular, está presidida por el Ayuntamiento.




CUACOS DE YUSTE
Población declarada Conjunto Histórico Artístico por su interesante arquitectura popular. 
Destaca: La Plaza Mayor, con tres planos y porticada en sus dos lados mayores, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (s.XV) declarada Monumento de Interés Cultural y la Fuente de los Cuatro Chorros en la plaza de la Fuente. En la Plaza de Juan de Austria vivió dicho noble,  hijo ilegítimo del emperador Carlos y hermano de Felipe II.







A 2 km de Cuacos de Yuste, se encuentra el Monasterio de Yuste 

EL MONASTERIO DE SAN JERÓNIMO DE YUSTE. (Patrimonio Europeo en 2007).
Fue el retiro y la última morada del Emperador Carlos V de Alemania y I de España. Se trata de una edificación sencilla que actualmente se encuentra habitado por los monjes de la Orden de San Pablo Primer Eremita. 

Los claustros del monasterio sufrieron un incendio siglos atrás y quedaron completamente destruídos por lo que apenas queda nada del original. Entre el escaso mobiliario que se conserva destaca la silla construida especialmente para el monarca, que sufría de gota, y un reloj de bronce y plata de 1562,

No obstante el sitio es incomparable y la visita se puedes efectuar con guía o alquilando una audioguía que va explicando la historia.






GARGANTA DE OLLA  (A cinco kilómetros del monasterio de Yuste).
Declarada Conjunto Histórico Artístico en 1983, conserva un importante núcleo urbano de arquitectura popular a base de mampostería con sillería granítica e las esquinas y entramado de madera con ladrillo o adobe.

Destaca su iglesia de San Lorenzo (s. XVI), la Casa de las Muñecas (antiguo prostíbulo para el séquito imperial), la casa Almatucen, el barrio de la Huerta, el Museo de la Inquisición.

En el término hay diferentes gargantas, la más importante es la Garganta Mayor. Desde el pueblo se puede subir al Piornal para descender posteriormente y llegar al Valle del Jerte.





VALVERDE DE LA VERA
Declarado Conjunto Histórico Artístico. Su casco histórico es de gran belleza con magnífica arquitectura popular.

Destaca el Castillo de Don Nuño, abad de Santander y confesor de la Reina Doña María  (s.XIV), la Iglesia de Santa María de Fuentes Claras, la Picota, la Ermita del Santísimo Cristo del Humilladero y la Ermita de los Santos Mártires.

Por las calles se pueden ver la típicas "regueras" que canalizan el agua que baja de las gargantas y la distribuye por las huertas.






VILLANUEVA DE LA VERA
Declarada Conjunto Histórico Artístico.
Tiene una bonita arquitectura popular  con edificios de gran interés, como la Iglesia de la Inmaculada Concepción (1540) con su retablo churriguresco y las tallas de Santa Ana y San Antonio, la Casa Palacio, la del Chorrillo o la famosa del Barco, llamada así por su estructura.




VALLE DEL JERTE
Desde  Plasencia,  la carretera N-110 nos lleva Valle del río Jerte, una comarca con una gran variedad de flora y vegetación, compuesta por once municipios con arquitectura popular que ofrece dos modalidades típicamente valljerteñas, una es la montañesa cuyo elemento principal es el manpuesto y el segundo la arquitectura entramada en la que sobresalen las típicas casas solanas para secar los pimientos y las frutas.

La gastronomía típica del valle son las migas extremeñas, el queso de cabra, la caldereta y los embutidos serranos.

CABEZUELA DEL VALLE 
Población declarada Conjunto Histórico-Artístico. Posee bonitas construcciones donde se combinan balcones-secaderos, galerías abalaustradas, voladizos y magníficos entramados. Su zona más antigua se conoce con el nombre de "La Aldea", configurada por callejuelas y angostos lugares. Destaca su Iglesia de San Miguel Arcángel (s.XVI y XVIII) y su plaza porticada en el centro de la localidad.




El Valle del Jerte, alcanza una gran belleza en primavera cuando se pueden ver todos los cerezos en flor y un gran manto blanco arropa el valle a finales de marzo y principio de abril, época en la que se  celebra su fiesta de interés turístico nacional: La Fiesta del Cerezo en Flor. En mayo vemos surgir las cerezas, y podemos degustar algunas, que en pocas semanas alcanzarán su punto óptimo.





CASA DEL CASTAÑAR (a 2o km de Plasencia)
Es un complejo urbanístico de arquitectura entramada que se ramificó sobre cuestas, en torno a la iglesia de San Juan Bautista (s.XVI).

Predomina la arquitectura popular típica de esta zona, es decir, casas con varias alturas, con voladizos, salientes, sus calles estrechas, angostas, construidas en fuertes pendientes. Está rodeada de cerezos y castaños, higueras y olivos. Su nombre proviene de los secadores de castañas del lugar.



De nuevo en Plasencia tomando la carretera EX-208  nos dirigimos a Monfragüe (22,4 km).

PARQUE NACIONAL DE MONFRAGUE 
La baja densidad demográfica extremeña tienen como consecuencia positiva la conservación del medio ambiente natural, con un conjunto de espacios naturales amplio e interesante.

El Parque Nacional de Monfragüe, declarado Parque Natural den 1979, Parque Nacional en 2007 y Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO, ocupa una superficie de 17.852ha y representa uno de los enclaves más extensos y representativos de bosque y matorral mediterráneo. Atravesado por dos ríos, el Tajo y el Tiétar, es de una naturaleza generosa y exuberante y uno de los puntos de mayor interés ornitológico de España. En este entorno maravilloso se puede encontrar el águila imperial, el buitre negro, la cigüeña negra, grandes colonias de buitres leonados, ...
Río Tajo








Abandonamos Plasencia para desplazarnos a Cáceres capital (Plasencia- Cáceres 79 km), desde allí nos acercaremos hasta Mérida (Badajoz) y conoceremos otras zonas de la provincia: Garrovillas,  Garrovillas, Parque Nacional de Monfragüe y Alcántara.

CÁCERES
La capital de la Alta Extremadura es una muestra de perfecta conservación de una ciudad medieval. Su recinto amurallado contiene el conjunto de arquitectura civil y religiosa más importante del Renacimiento español. 

A finales del siglo XIII fue ocupada por familias aristocráticas que construyeron palacios y casas señoriales y en el siglo XVI la ciudad completó su conjunto monumental con la construcción de la mayoría de sus edificios nobles, con rasgos de marcado carácter defensivo y bajo la influencia del estilo renacentista. Debido a este esplendor monumental, Cáceres fue declarada Monumento Nacional en 1949 y Patrimonio de la Humanidad en 1986. 

Pasear por el casco histórico, entre callejuelas, palacios y catedrales es como retroceder en el tiempo. Iniciamos el recorrido desde su magnífica Plaza Mayor, que era utilizada desde el siglo XIII como recinto ferial artesanal e incluso para reuniones del consejo. Los soportales que la rodean son del s.XVI. En el lado oriental, cercanas al Ayuntamiento, se observan las murallas almohades que datan del s.XII.



Nada más entrar en el recinto amurallado nos encontramos con magníficos monumentos y palacetes con bellos escudos familiares y elementos decorativos.







Casa-fortaleza de la familia Solis o del Sol (s.XV)
Escudo de la casa-fortaleza de la familia Solis o del Sol (s.XV)
Concatedral de Santa María (s.XV y XVI)
Retablo mayor de la Concatedral de Santa María (s.XVI). Estilo barroco. Madera de pino y cedro.
Convento Compañía de Jesús con el arco iris después de una fuerte tormenta.
Iglesia de San Francisco Javier, en la Plaza de San Jorge, una de las más antiguas de la ciudad.

Escalera de acceso a la torre de la Iglesia de San Francisco Javier
Desde una de las torres de la muralla.

Desde la capital de Cáceres nos desplazamos a Mérida  por la E-803 (72 km)

MÉRIDA
Fue fundada en el año 25 a.C. por el legado del emperador C. Octavio Augusto y más tarde se convirtió en la capital de la provincia Lusitana, prueba de ello es su magnífico conjunto arqueológico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993, incrementado día a día con nuevos hallazcos. 

Su conjunto monumental está  formado por 29 elementos, la mayoría de ellos localizados intramuros de la colonia romana.

Circo romano: La fecha de su construcción data de principios del siglo I. Tenía un aforo de unos 30.000 espectadores. Uno de los espectáculos favoritos eran las carreras de bigas (dos caballos) y cuádrigas (cuatro caballos). 
Anfiteatro romano: Fue inaugurado en el 8 a. C. Este edificio estaba destinado a las luchas entre gladiadores, entre fieras o entre hombres y fieras.
Alcazaba árabe: Construida por Abderraman II en el año 835 d. C. como bastión para controlar la ciudad.
Casa del Mitreo: Hallada fortuitamente a comienzos de la década de 1960,aunque fue construida a mediados del siglo uno d.c .
 Mosaico de Casa del Mitreo.
Teatro romano: Su construcción se produjo en los años 15 a 16 a. C. y sufrió varias remodelaciones, la más importante, a finales del siglo I o principios del siglo II, posiblemente en época del emperador Trajano , cuando se levantó la actual fachada o frente de escena, y otra en época de Constantino entre los años 330 y 340, introduciéndose nuevos elementos arquitectónicos-decorativos y construyéndose una calzada que rodea el monumento.
Teatro romano
Teatro romano
Teatro romano
Teatro romano
Pórtico del Foro

Templo de Diana: De finales del siglo I a.C. o principios del I d.C, en la época augústea. El edificio estaba dedicado al culto imperial.
El puente romano de Mérida desde la Alcazaba. Las nubes nos anuncian la llegada de una fuerte tormenta.
Arco de Trajano: En su época estaba recubierto por mármol. Se cree que tiene un carácter triunfal.
Extremadura dispone de dos grandes ríos: el Tajo y el Guadiana, sumando a sus afluentes se ha añadido desde hace años una continua construcción de embalses o pantanos que han venido a paliar en parte las sequías, tan comunes en la Extremadura Meridional. Ya en época romana, la construcción de presas facilitó la traída de agua a las ciudades desde grandes distancias, obras éstas mejoradas en épocas de dominación musulmana.

Acueducto de los Milagros (Mérida)
Acueducto de San Lázaro
Visitar Mérida fue una experiencia magnífica, algo que no se puede dejar de ver al visitar esta zona.  En verano organizan un festival de teatro que sólo por el escenario ya debe ser mágico.

ALCÁNTARA
De Cáceres a Alcántara (65 km) nos desviamos por la  carretera EX-207 hasta llegar al Puente Romano de Alcántara, uno de los puentes romanos más relevantes de los que quedan actualmente en todo el mundo y una de las obras de ingeniería más importantes de la Hispania romana. Fue construido a principios del siglo II d.C. por el arquitecto romano Cayo Iulio Lacer para salvar el cauce del río Tajo.

Tiene una longitud de 214 metros sobre el Tajo y está apoyado sobre cinco pilares de diferentes alturas que se adaptan al terreno. En el centro del puente, sobre el pilar central, se eleva un Arco de Triunfo de unos 13 metros de altura. Aunque ha sido modificado en varias ocasiones a lo largo de la historia, conserva algunas inscripciones, como la fecha de construcción y una dedicatoria al emperador Trajano.

Impresionante, en un lugar tranquilo y agradable.



Próximo al Puente Romano, se encuentra el Convento de San Benito, una antigua sede de la Orden Militar de Alcántara. Fue edificado en el siglo XVI, mezclando los estilos gótico, renacentista y plateresco. Su estructura se divide en tres pisos, y se encuentra flanqueada por dos torres cilíndricas, una de ellas con el escudo de Carlos V, y la otra con el escudo de Felipe II.

Abandonado en 1835 cayó en ruinas y tuvo que ser restaurado. Fue declarado Monumento Nacional en 1914; actualmente es la sede de la Fundación San Benito de Alcántara y se puede visitar.






De vuelta a Cáceres pasamos por unos bellos municipios.

GARROVILLAS (Alcántara- Garrovillas  32 km)
Es un pueblo con mucho encanto. En el centro se encuentra la magnífica Plaza de la Constitución porticada, con arcadas góticas y fachadas clasicistas, que  está considerada como una de las más amplias y bellas de la península. Obra de los siglos XV y XVI, está declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional. 

También son destacables el Castillo de Floripes, el Puente de Alconétar y los monumentos religiosos del pueblo.

Paseando por la plaza conocemos a José Luís García Pizarro que nos invita a conocer "El Corral de las Comedias"  un espacio escénico de los que hay muy pocos en España y que es una preciosidad y una verdadera joya. Coincide que José Luís García, es amigo de Salvador y Emilio Hurtado, asimismo amigos de Rafael, mi marido. Aquí les transmitimos los recíprocos saludos.








El Corral de las Comedias
ARROYO DE LA LUZ 
Este pueblo es especialmente conocido por "El Día de la Luz", fiesta de interés turístico regional que se celebra el lunes de Pascua en honor a la Virgen de la Luz y en la que los jinetes bajan a galope por medio del público que se agolpa en la Corredera, la calle principal.

Algunos edificios conservan escudos y peculiares chimeneas.




De regreso a Cáceres a dormir y al día siguiente nos desplazamos hacia Tujillo por la A-58 (63km)

TRUJILLO
Situada entre las vegas de los ríos Tajo y Guadiana, es una ciudad con encanto que conserva un espléndido conjunto histórico de interés cultural de la época de los Reyes Católicos (s. XV-XVI), cuando este emplazamiento fue uno de los más importantes de España, tanto en el ámbito político como en el económico y cultural. Perderse por sus callejones, sus murallas llenas de historia y sus bellos rincones es como retroceder en el tiempo.

Para ambientarnos decidimos alojarnos en el Parador de Trujillo, un antiguo convento del siglo XVI, agradable, tranquilo y con muy buena situación, a tan sólo unos metros de la Plaza Mayor, lo que resulta perfecto para pasear y disfrutar de la ciudad, especialmente  por la tarde cuando los autocares de turistas ya se han ido. 

En la Plaza Mayor se sitúan magníficas casonas palaciegas, iglesias y la estatua ecuestre de Francisco Pizarro, que nació en esta localidad.




Entre los edificios más relevantes situados alrededor de esta plaza se encuentran: el palacio de los Pizarro, el Palacio del los Duques de San Carlos y la iglesia de San Martín. También en este emplazamiento hay algunos restaurantes reconocidos como es el Meson de la Troya, en el que degustamos de la rica gastronomía extremeña.

La Oficina de Turismo dispone de unos bonos para realizar diferentes visitas.

La iglesia de San Martín (s. XIV) y estatua ecuestre de Francisco Pizarro.


Palacio de los Pizarro (1.560) con el gran escudo de Francisco Pizarro en la esquina, debajo de un fantástico balcón con motivos profanos y religiosos y, a ambos lados del balcón, los bustos en altorrelieve de Francisco Pizarro e Inés Huaylas y la de Hernando Pizarro y la primera mestiza noble peruana doña Francisca Pizarro.

Palacio de los Duques de San Carlos (siglo XVI). Destaca su balcón
 esquinado con el escudo de los Carvajal y Vargas.
Estatua del sacerdote Ramón Nuñez, hijo adoptivo de Trujillo

De la Plaza Mayor accedemos a la parte vieja a través de la Huerta de Santiago, flanqueada  por el Palacio Luis Chaves el Viejo, que fue la residencia de los Reyes Católicos. La plazuela de Santa María, aglutina en su entorno diferentes edificios como la casa natal de Pizarro, el convento de las Jerónimas y la Iglesia de Santa Mª la Mayor (siglo XIII). Y en la parte más alta de la población  se sitúa el castillo, una fortaleza construida entre el siglo IX y XII, con un recinto amurallado muy bien conservado desde donde se obtienen unas panorámicas excelentes de toda la población.





Puerta de Santiago

Iglesia de Santa María la Mayor desde el castillo.
Plaza Mayor desde el castillo.

De Trujillo vamos a Guadalupe atravesando la sierra de Villuercas y disfrutando de magníficos paisajes de la dehesa extremeña.









 PUEBLA DE GUADALUPE
Y entre el maravilloso paraje natural de la sierra de Villuercas, se sitúa la Puebla de Guadalupe con el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe  que guarda entre sus muros un interesante patrimonio artístico-histórico y una arquitectura gótico-mudejar inigualable. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993, es además el centro de peregrinación más importante de la península ibérica después de Santiago de Compostela.


Para alojarnos elegimos la Hospedería del Real Monasterio, situado en el centro de la puebla y pegado al monasterio, lo que nos posibilita visitar y pasear por los claustros después de realizar la visita guiada. Es un lugar agradable, tranquilo y lleno de historia, y con un restaurante donde saborear la cocina tradicional: migas, cordero, cabrito, ...
Hospedería del Real Monasterio
Hospedería del Real Monasterio
Clautro del monasterio con el famoso temple mudejar .

Real Monasterio de Santa María de Guadalupe en la plaza principal. En el centro la fuente que en su parte superior conserva la pila bautismal con la que se bautizaron a los primeros indígenas del continente americano.

En la plaza principal proliferan comercios, bares y restaurantes en los que degustar sus afamadísimas morcillas. 


La parte sur de la plaza da acceso a la calle Sevilla,  antigua judería, con unas callejuelas llenas de encanto,  casas porticadas repletas de plantas,  balcones, alerones de madera y la famosa Fuente de los Tres Chorros (s.XV) que abastecía a la ciudad con un sistema de recogida de aguas procedentes del Pico de Villuercas.






La Fuente de los Tres Chorros (s. XV)


 Y no queremos abandonar este lugar sin un nuevo recorrido por la sierra de Villuercas y disfrutar de sus bellos paisajes.

















En Guadalupe nos despedimos de Extremadura. De vuelta a Madrid devolvemos el coche y cogemos un vuelo de retorno a Barcelona.
Nos ha encantado esta región, ¡mucho más de lo que imaginábamos!


También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers