1. RUTA EN COCHE POR LOS DOLOMITAS (2017)

21:01


En nuestra ruta por los Dolomitas disfrutamos, durante diez días,  de una de las cordilleras más bellas del mundo: paisajes alpinos con bosques, ríos, lagos y valles que enamoran. Un destino perfecto para los que, como nosotros, aman la naturaleza.



Las Dolomitas es una cadena montañosa de Italia, que la separa de Austria. Están situadas en la región de Trentino-Alto Adige (en italiano) o Trentino-Südtirol (en alemán), con dos áreas bien diferenciadas que combina las influencias austríacas e italianas con la cultura local ladina: Al sur de la región, en la provincia autónoma de Trento, el habla es mayoritariamente italiana y con capital en Trento, mientras que al norte, el Alto Adige o Tirol del Sur (Südtirol) y con capital en Bolzano, la mayor parte de la población habla alemán y preferiría ser gobernada por Austria, consecuencia del pasado histórico de esta región autónoma.

Consideradas entre las montañas mas bellas de Europa, son una de las principales zonas de turismo de esquí, en invierno, y de naturaleza en verano. En el año 2009 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


Un poquito de historia

En la Primera Guerra Mundial, este paraíso se convirtió en infierno y fue escenario de duras y sangrientas batallas entre el Imperio Austro-Húngaro e Italia.

El Südtirol perteneció históricamente al Imperio de los Habsburgo hasta que las tropas italianas la ocuparon en 1918 y, posteriormente, bajo el Tratado de St Germain, se confirmó su anexión a Italia, con el Paso de Brenner (por debajo de Innsbruk) como nuevo paso fronterizo. 

Bajo la dictadura de Mussolini el proceso de italianización fue muy severo, prohibiendo cualquier referencia al antiguo Tirol, cerrando todas las escuelas de habla alemana o incluso traduciendo los apellidos alemanes al italiano. Una estrategia del gobierno fascista para que se poblara de italianos, fue favorecer la industrialización. Unos años más tarde, en 1939, un acuerdo entre Hitler y Mussolini, ofreció la posibilidad a los sur tiroleses de abandonar sus hogares y ser reubicados en Alemania, una campaña apoyada por los nazis que se vio frustrada por el estallido de la Segunda Guerra Mundial, pero ya se habían desplazado 75.000 tiroleses.

Una característica de la guerra fue la construcción de muchos túneles y remontes para transporte de materiales a la cima de las montañas, así como búnkers y trincheras que, junto con museos de la guerra, se pueden visitar.

Nuestro viaje (junio 2017)

Hacía mucho tiempo que teníamos ganas de conocer esta región y, cuando nos decidimos, organizamos nuestro viaje en torno a cinco puntos de interés:

  • Terraza de las Dolomitas. Pass Pordoi.

  • Iglesia Santa Maddalena, en el valle de Funes.

  • Tres Cimas de Lavaredo

  • Lago de Braies

  • Hallstatt (Austria)

PROGRAMA (Junio 2017)

Cumplimos nuestros objetivos con el siguiente  programa, de diez días:

1. Llança (Girona) / Trento (11h19m. 1.070 km).
   Alojamiento en Trento. 



    Alojamiento en Cortina D' Ampezzo. 

6. Cortina/ Lago di Braies.
    Alojamiento en Villabassa (cerca del lago)

7. Villabassa / Hallstatt: National Park Hohe Tauern y glacial Grossglockner, Hallstatt.
    Alojamiento por Obertraun (Hallstatt)

8. Hallstatt/ Verona: Bolzano, Verona.
    Alojamiento en Verona

9. Verona/ Aix-en-Provence: Montecarlo. Aix en Provence. Valensole. Llança (Girona)
     Alojamiento en Aix-en-Provence.

El programa cumplió todas nuestras expectativas pero, si tuviera que modificarlo, dejaría la visita del cuarto día, al valle de Funes y la iglesia de Sta.Maddalena, para el regreso después de Hallstatt y así se acortarían kilómetros para el retorno. La impaciencia por llegar a la típica iglesia de Sta. Maddalena hizo que lo adelantáramos.

Los hoteles los reservamos con antelación a través de Booking (haré referencia de los que más nos gustaron) pero consideramos que, a excepción de los meses de julio y agosto, no es imprescindible reservar puesto que hay mucha oferta.

Hay que tener en cuenta, a la hora de organizar, que el comercio cierra a las 7 (en Austria e las 6.30h) y a los restaurantes no hay que ir más tarde de las 20h. Una de las cosas que nos llamó más la atención fue lo baratos que son lo parkings.


Junio 20171er. día.
TRENTO

Trento fue la ciudad desde la que decidimos iniciar nuestra ruta por las Dolomitas. Salimos de Llança (Girona) a las 6h y llegábamos a las 18h. Habíamos decidido hacer el trayecto de una sola tirada, realizando breves paradas, con la ilusión de llegar pronto al destino y la comodidad de un coche recién estrenado. Luego ya, de regreso a España, lo programaríamos en diferentes etapas, para que no se nos hiciera tan largo. 

Después de alojarnos en el hotel (1) salimos a visitar la ciudad, cuyo nombre está ligado al famoso Concilio de Trento impulsado por el Papa Pablo III para frenar el protestantismo impulsado por Martín Lutero, en el siglo XVI.

Trento es la capital de la provincia autónoma de Trento, que pertenece a la región italiana de Trentino (Alto Adige). Aquí la población es mayoritariamente italiana pero la herencia austriaca se infiltra en toda su cultura y su bella arquitectura es testimonio del rico pasado.

Su época de máximo esplendor tuvo lugar en el siglo XVI bajo el control de los príncipes obispos, a quien, en el 1027, el emperador Conrad II cedió los extensos territorios de esta parte de los Alpes junto con el poder eclesiástico, legislativos y judicial. No fue hasta finales del siglo XVIII que, tras las reformas de la emperatriz María Teresa de Austria, empezó un período de declive que concluyó con la invasión napoleónica y la pérdida de los poderes de los obispos.


Habíamos reservado un hotel céntrico, situado muy cerca del castillo del Buonconsiglio, residencia de los obispos príncipes que gobernaron Trento desde el siglo XIII hasta el siglo XIX y que nos fuimos con ganas de visitar ( acceso de 10 a 18h).





Bordeando el castillo nos dirigimos al casco antiguo, que es verdaderamente bonito: Edificios medievales, palacios renacentistas con hermosos frescos en sus fachadas y balcones de madera, bellas plazas y las primeras cumbres antesala de los Dolomitas rodeando la ciudad.


Entre la via Suffragio y la  via S. Marco, vemos el Palacio Meli del Monte que, aunque bastante deteriorado, conserva tres elegantes balcones y unos magníficos frescos que representan los trabajos de Hércules, realizados por un pintor anónimo entre 1515 y 1519.



Vía del Suffragio.



Enseguida llegamos a la Piazza del Duomo que ya de entrada nos cautivó. Está rodeada de edificios singulares entre los que destaca la Torre Cívica, el Palacio del Pretorio, la Catedral, las casas Rella con hermosos frescos del siglo XVI y la fuente de Neptuno presidiendo el centro . 

Piazza Duomo: Torre Cívica, Palacio del Pretorio (siglo XIII, antigua residencia de arzobispos, actualmente sede del Museo Diocesano), Catedral y fuente de Neptuno en el centro.

Piazza Duomo: Catedral románica de San Vigilio (siglo XII -XIII) con la puerta principal franqueada por dos leones de mármol y dos magníficos rosetones.

Rosetón de la fachada principal.

Piazza Duomo: Catedral y la fuente barroca de Neptuno con el tridente que hace honor Tridentum, el nombre romano de la ciudad.




Piazza Duomo: Casas Rella  y los magníficos frescos de sus fachadas (siglo XVI).



Detalle de la fuente de Neptuno y las casas Rella.


Las fachadas de las casas Rella están decoradas con frescos que representan escenas mitológicas



Restaurantes, cafeterías, hoteles y tiendas de todo tipo rodean la zona que está muy concurrida.


Salimos de la Piazza del Duomo por la Via Belenzani, una corta y amplia calle en la que se ubican edificios y palacios históricos de destacada arquitectura, como por ejemplo el Palazzo Quetta Alberti-Colico, con coloridos frescos del siglo XV y XVI y un balcón de estilo veneciano.

Palazzo Quetta Alberti-Colico  y, en frente, Palazzo Thun (Ayuntamiento) - Vía Rodolfo Belenzani

Palazzo Quetta Alberti-Colico (Vía Belenzani)

Palazzo Quetta Alberti-Colico (Vía Belenzani)


Palazzo Queta Alberti-Colico (Via Belenzani)

Seguimos por la Vía Giannantonio Manci donde se encuentran varios palacios más, como el Palazzo Salvadori, Palazzo Saracini Cresseri o Palazzo Fugger Galasso.

Palazzo Saracini Cresseri (Museo, biblioteca y archivo histórico de las Dolomitas)


Palazzo Salvadori ( Via Giannantonio Manci). Sobre las puertas dos medallones, del siglo XVIII, que representan el martirio del Niño Simonino de Trento que falsamente se cree víctima de un ritual judío en la Pascua de 1475 , que provocó la expulsión de familias judías de Trento.





Palazzo Fugger Galasso conocido como Palasso del Diavolo, porque, como escribió Goethe, la leyenda dice que fue construido por el demonio en un solo día (Via Giannantonio Manci).


Después de callejear fuimos a cenar en una de las calles que salen a la Catedral.


En definitiva, una bella ciudad con una buena ubicación y un bello entorno que merecía más tiempo para poderle dedicar.

-----------------------------

(1) Alojamiento en el Hotel la Villa (Salita della Spalliera 3. Trento). 
Magnífico, bien situado y muy recomendable.









También Podría Gustarte

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Google+ Followers